Guatemala autorizó el ingreso de fibra de algodón colombiano

Margarita Matías

La búsqueda de mercados internacionales para el algodón colombiano ya empezó a dar sus primeros frutos. Luego de adelantar varios análisis de riesgo de plagas y enfermedades, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala publicó los requisitos que contemplan el envío desde Colombia de la fibra a ese país, lo que implica que ya existe una normativa para empezar a exportar.

'Este logro es representativo para el desarrollo del sector algodonero, que cultiva aproximadamente 43.000 hectáreas y que ante la exploración de oportunidades internacionales, como lo es este avance con el gobierno de Guatemala, puede desarrollar estrategias de comercio exterior', señaló la subgerente de Regulación Sanitaria y Fitosanitaria del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), María Cristina Torres.

La funcionaria agregó que actualmente Colombia ocupa el puesto número once en el ranking mundial de rendimientos. 'El trabajo articulado con el sector privado y la diplomacia sanitaria del ICA, sin duda ponen de presente los beneficios de las relaciones bilaterales en materia sanitaria y fitosanitaria, como soporte a la expansión comercial del sector agropecuario', dijo.

Esta aprobación se da justo cuando el sector enfrenta un panorama de incertidumbre por cuenta de la reducción en la demanda nacional de algodón, principalmente porque la fibra que está usando ahora la industria tiene calidades distintas a la producida en Colombia, de ahí que las importaciones ocupen un buen espacio de las materias primas requeridas.

Según la presidenta de la Confederación Colombiana del Algodón (Conalgodón), Luz Amparo Fonseca, en 2006 la industria consumía 85.000 toneladas de algodón al año, y para 2011 esa demanda solo fue de 75.000 toneladas. 'Por una parte, cada vez se importa más de lo que se exporta, de manera que la balanza comercial es negativa. A eso se suma que muchas de las líneas de proceso de hilatura de anillos se han cerrado en los últimos años, y es precisamente ese el tipo de algodón el que se produce en el país', explicó la dirigente gremial, quien dijo además que por eso empezaron a analizar otras posibilidades comerciales para esta materia prima.

Frente a esta situación, el gremio algodonero empezó a gestar un proyecto encaminado a consolidar este producto en mercados exteriores de la mano del ICA, Proexport y Balcóldex.

Como resultado de las investigaciones de mercado, este sector identificó a Perú, Centroamérica, países de Asia y Tailandia como potenciales compradores.

Es así como el primer resultado se logró con la aprobación de Guatemala. 'No vamos a descansar hasta encontrar nuevos mercados en los que las mejores o más altas calidades del algodón colombiano se pongan en mercados óptimos para este tipo de fibra', aseguró Fonseca.

El clima afecta la calidad del producto
Las lluvias de los últimos dos años incidieron directamente en la disminución de la productividad de los cultivos. Según estimaciones de Conalgodón, la caída en los rendimientos por cuenta de la pudrición de cápsulas estaría por el orden del 10%. Esta cifra también es el resultado de una menor luminosidad, exceso de agua y de humedad.