Hacienda La Gloria asegura que no existen terrenos baldíos en su predio y contradice al Incoder

Jenny Patricia Perdomo - jpperdomo@larepublica.com.co

Un nuevo debate ha surgido en la recuperación de predios en la Hacienda Bellacruz en el departamento del Cesar.

Luego de que el Incoder denunciara la semana pasada que algunos empleados de la empresa agropecuaria La Gloria, Sociedad M.R. de inversiones y el grupo Agroindustrial S.A., las tres del grupo empresarial la Dolce Vista, estarían impidiendo el ingreso a campesinos y personal del Instituto para la inspección ocular, necesario para definir la ubicación de los lotes baldíos y saber quién los ocupa, el Grupo Agroindustrial La Gloria señaló a través de un comunicado que dentro de hacienda “no existen terrenos baldíos” y que todos los predios son de propiedad privada.

“El Grupo Agroindustrial posee toda la documentación que así lo demuestra y ella se encuentra a disposición de las autoridades”, dice el comunicado.

De otro lado, afirman que en ningún momento han entorpecido o impedido la diligencia practicada por el Incoder y que el proceso que adelanta el Incoder “es un proceso de “recuperación de baldíos indebidamente ocupados”, (al presumir la entidad que tales bienes son baldíos, es decir que pertenecen al Estado Colombiano), y no una restitución de tierras a supuestos campesinos desplazados, para lo cual, si fuera el caso, el competente no es el Incoder sino los jueces agrarios”.

Para el Grupo Agroindustrial, la presencia de terceros diferentes al Igac, el Incoder y los representantes de la empresa en la diligencia de inspección que se adelanta en la hacienda, además de ser ilegal, “es inconveniente y puede viciar el proceso pues está generando expectativas que los terrenos objeto del trámite serán entregados a unas asociaciones campesinas por parte del Incoder sin haberse surtido un proceso legal ante los jueces agrarios”.

Por su parte, el Incoder se mantiene en que la recuperación de predios en Bellacruz radica sobre 7 predios que son de la Nación de aproximadamente 1.100 hectáreas de las 8.200 que comprende la hacienda. En dicha  diligencia  lo que pretende la entidad es identificar la ubicación de esos predios y si la ocupación es indebida.