Intereses políticos dilatan la elección del administrador del fondo ganadero

Gremios piden que se acelere la licitación

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Como una “pataleada de ahogado” calificó José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) la carta que le envió el contralor saliente, Edgardo Maya, al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia, en la que cuestiona la capacidad de Fedegán para administrar la cuota parafiscal de fomento ganadero y lechero, en cuya licitación la Federación participa y que se ha dilatado por más de dos años.

“El contralor confunde sus obligaciones institucionales con una vieja diferencia en lo personal que le ha permitido permanentemente perseguirme. El señor contralor prevarica, porque la Contraloría no tiene control de advertencias ni control previo. La Corte Constitucional ha sido reiterada en esa sentencia, el control es posterior”, destacó Lafaurie.

En la misiva, Maya señaló que, de manera tergiversada, Fedegán ha argumentado que le dio un buen manejo al Fondo Nacional del Ganado (FNG), porque en los últimos 22 años recibió las mejores calificaciones cualitativas y cuantitativas por parte de la Contraloría General de la República.

“Es importante aclarar que las calificaciones son fruto de una ponderación desde el punto de vista contable y financiero y que no impidieron la realización de reparos por las distintas irregularidades encontradas en la administración del recurso público ante los malos manejos en las inversiones del FNG. El argumento de las ‘buenas calificaciones’ ha sido producto de las interpretaciones sesgadas y parcializadas por parte de un exfuncionario de la Contraloría y actualmente revisor fiscal de Fedegán”, escribió el contralor.

Al respecto, Lafaurie mencionó que, en los cuatro años que Maya desempeñó la función de contralor, realizó tres auditorías y en estas no se identificaron hallazgos de alcance fiscal que habrían permitido sanciones.

“Él tiene la obligación de identificar hechos que afecten el patrimonio del Estado, pero en esas auditorías no se hicieron menciones. Si hubo hallazgos, ¿por qué no se comunicó y por qué no se sancionó?”, dijo el dirigente, a lo que agregó que la pregunta es por qué hace señalamientos en sus últimos días como funcionario.

En otro apartado de la carta, se menciona que en las auditorías que se le hicieron al FNG, que en ese entonces era administrado por Fedegán, se hizo un llamado de atención sobre los riesgos en los que se encontraba el patrimonio del fondo y sobre ciertas conductas que desconocían su naturaleza jurídica, como garantizar deudas de terceros y respaldar problemas de liquidez ajenas a este. De acuerdo con el contralor, estas circunstancias y la política de inversiones desencadenaron la posterior liquidación del FNG.

Para Javier Ardila, gerente general de Analac, la discusión de quién debería administrar la cuota de fomento tiene tintes políticos y se aleja de los objetivos con los que el Fondo fue creado.

“La elección del administrador se convirtió en un tema político, en pertenecer a uno o a otro partido, cuando debería ser una decisión técnica. Estos dineros se empezaron a recaudar para que nos alejáramos de la política y para que los ganaderos, con nuestros propios recursos, resolviéramos nuestras necesidades”, expresó.

LOS CONTRASTES

  • José Félix Lafauriepresidente de Fedegán

    “La Contraloría no puede interferir porque no tiene control de advertencias ni control previo. Además, su carta está llena de imprecisiones y de falsedades”.


  • Javier ArdilaGerente de Analac

    “El administrador del Fondo debería ser técnico, que conozca las necesidades del sector y reinvierta en las regiones. También es importante que reporte los gastos”.

Con el dirigente coinciden otros ganaderos consultados por LR, quienes piden que se adjudique la licitación pronto. También resaltan que los ganaderos son quienes deben indicar qué se debe hacer con los dineros del Fondo y claman que se reporte periódicamente en qué se invierten los recursos.

“Sin importar qué administrador llegue, lo importante es que gestione los recursos adecuadamente, que piense en las necesidades del sector y que reinvierta el dinero en las regiones ganaderas, que es de donde proviene”, manifestó Jorge Camargo, productor de Córdoba.

Liquidación del FNG
Si bien la Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación del Fondo Nacional del Ganado en 2016, cuando el Fondo no cumplió con la presentación del acuerdo de reorganización, hasta este mes finalizó el proceso, por el que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural recibió más de $90.000 millones en activos. Sin embargo, todavía está pendiente el proceso licitatorio para entregar la administración de la cuenta nacional de carne y leche, por la que a la fecha se han iniciado tres procesos diferentes.

TEMAS


Fedegán - Analac - Contraloría - Fondo Nacional del Ganado