Inversión de $17.000 millones para hacer el aeropuerto más moderno de Urabá

Colprensa

La antigua estructura de lo que se parecía más a un galpón que a un terminal aéreo, fue transformada en dos años y con $17.000 millones, en el aeropuerto más moderno de la región de Urabá, en el municipio de Carepa, que ayer fue inaugurado con discursos y bendiciones.

El ministro Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, y el director de la Aerocivil, Santiago Castro, encabezaron el acto en el que el primero evocó al exgobernador Antonio Roldán Betancur, en cuya memoria se bautizó la obra que hoy sirven cuatro aerolíneas.

"Soy ingeniero, me gustan los detalles. Da la sensación que las cosas las están haciendo bien y que los recursos están bien puestos", dijo Cardona, al comentar la modernización que comprende un edificio nuevo de 2.600 metros cuadrados. Alberga salas de abordaje y de recibo de equipaje, bandas transportadoras, áreas comercial y de comidas, sistema de pantallas de información de vuelos y equipaje, parqueaderos, plantas de tratamiento de agua potable y residuales, centro de acopio de residuos y subestación de energía.

La gerente de la Concesión Airplan, Sara Ramírez, notificó que se continuará con la nueva estructura para la terminal de carga, la ampliación de la pista en 15 metros de ancho y el cambio del pavimento flexible de la plataforma por concreto, con lo cual se aumentará la capacidad operacional del aeropuerto.

Esas obras, según precisó el director de la Aerocivil, Santiago Castro, iniciarán en enero de 2013 y concluirán en marzo de 2014, con una inversión cercana a los 14.000 millones, para un total de 30.948 millones de pesos.

La próxima llegada de una quinta aerolínea al aeropuerto de Carepa, Viva Colombia, significa para el ministro Germán Cardona Gutiérrez un mayor beneficio para los usuarios por la libertad de tarifas; sin embargo, algunos líderes temen que también sea una negación definitiva a la posible reapertura de los aeropuertos abandonados en el norte de Urabá, como los de Arboletes, San Pedro de Urabá, Turbo y Necoclí.