Invierno deja cierres parciales en las vías que conectan a Bogotá para el fin de semana

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

De acuerdo con el reporte más reciente de la Policía de Carreteras, hay cierres en seis vías nacionales en los departamentos de Arauca, Boyacá, Huila y Quindío.

En su orden, el departamento con más cierres totales de vías producto de las fuertes lluvias que se han presentado en los últimos días es Boyacá con un total de tres vías que presentan problemas por derrumbes y deslizamientos. Se trata de las vías Soatá- Chiquinquirá – Tunja- Tipacoque y Sogamoso-Pajarito.

Las afectaciones en estas carreteras comenzaron el pasado 16 de abril y según las autoridades el arreglo de los daños aún no está definido. En ese sentido, la Policía de Carreteras recomienda tomar las rutas alternas Tunja – Barbosa-Chiquinquira y Sisga-Guataque-Santa María.

En el caso de Huila las vías cerrada es la que corresponden a Candelaria – La Plata- Laberinto. Por su parte los Departamentos de Arauca y Quindío presentan cada uno cierre en una vía nacional. Armenia-Alcalá-Cartago en el Quindío y La Cabuya – Saravena (ruta libertadores hacia Yopal), en Arauca.

Cierres programados
Un total de seis cierres programados, anunció la Policía de Carreteras para este fin de semana por motivos de reparación y rehabilitación de vías.

La vías Medellín – Bogotá, tramo de Santuario- Doradal y Bogotá – Villavicencio (antigua vía al Llano), tendrán cierre total. Mientras que las vías Cúcuta -Pamplona y Santa Cecilia – Pueblo Rico en el departamento de Risaralda, tendrán cierres parciales en horas del día y en algunas horas de la noche.

Entre tanto, los cierres totales en vías departamentales secundarias y terciarias suman 16 y más de 200 carreteras de todo el país presentan pasos restringidos.

Panorama del invierno
Un progresivo incremento de las precipitaciones se viene registrando a lo largo y ancho del territorio nacional.

Los departamentos que más afectaciones han presentado por motivo de inundaciones, derrumbes y deslizamientos son Cundinamarca, Valle del Cauca, Boyacá y los Santanderes.

En el caso del Valle del Cauca, el aumento de las lluvias ha incrementado el nivel del río Aguacatal, lo que ha generado un ascenso significativo en el nivel de río, llevando a que a Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, declarará alerta roja en esta zona. Según el reporte de la entidad, el afluente viene con lodo y empalizada, por lo que se puso en alerta a los habitantes de la zona.

Entre tanto en el municipio de Barrancabermeja en Santander, fue declarada la alerta roja dado a que subió la cota del río Magdalena, y se presentó un alud de tierra sobre la banca, que cerró el paso hasta las 6 de la tarde.

Según el reporte de la Oficina de Prevención y Desastres de la Gobernación de Santander, varias viviendas se encuentran en riesgo por las aguas, lo que hizo que las autoridades evacuaran de las familias asentadas a la ribera del río Magdalena.

Apoyos económicos
Recursos por $169.000 millones autorizó la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres para los damnificados directos de la segunda temporada invernal de 2011. De dichos recursos, se han desembolsado $154.000 millones en 245 municipios, viéndose beneficiados más de 117.136 personas. Bogotá fue la primera ciudad en donde la entidad inició el pago del Apoyo Económico de $1.500.000. El Fondo Distrital para la Prevención y Atención de Emergencias -Fopae- entregó en diciembre de 2011 un registro de 15.228 familias beneficiadas.

La opinión

Fredy Ragúa
Coordinador de Clopad Bucaramanga

'Hemos detectado en la ciudad de Bucaramanga más de 41 puntos críticos, que se encuentran en riesgo por la ocurrencia de fenómenos de remoción en masa, es decir, derrumbes y deslizamientos'.