Japón dona a Colombia cuatro bibliotecas más en Nariño, Antioquia, Cauca y Boyacá

Con una inversión estimada en $10.600 millones desde 2010, y gracias al apoyo del gobierno nipon, se han construido 47 nuevas bibliotecas.

Colprensa

El Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas desde sus inicios ha tenido un aliado clave: el gobierno japones, que ha realizado una gran cantidad de donaciones para la creación de espacios como estos en distintas partes del país.

En esta vía el gobierno japones donó cuatro bibliotecas más, que estarán ubicadas en los municipios de Aldana, Nariño; Cisneros, Antioquia; Inzá, Cauca y San Luis de Gaceno, Boyacá, con una inversión superior a los $1.373 millones. Con estas cuatro nuevas infraestructuras, el gobierno del Japón ha donado 150 bibliotecas a Colombia.

La firma del contrato de donación se llevó a cabo ayer en el Teatro Colón, con la presencia de la ministra de cultura, Mariana Garcés, en un acto realizado entre el embajador de Japón en Colombia, Keiichiro Morishita y los alcaldes municipales: Óscar Javier Quitiaquez Quitiaquez (Aldana); Luis Guillermo Álvarez González (Cisneros); Gelmis Chate Rivera (Inzá) y Milton Oswaldo Fernández Alfonso (San Luis de Gaceno).

Desde 2010, y gracias al apoyo del gobierno nipon, se han construido 47 nuevas bibliotecas en el país, lo que ha representado una inversión estimada en $10.600 millones, incluyendo estas cuatro nuevas obras,  convirtiendo al país asiático en uno de los aliados fundamentales en la cultura y educación en Colombia.

“Nunca antes el ministerio le había apostado con tanta vehemencia a la lectura. Desde 2003 está cooperando el gobierno de Japón para la construcción de bibliotecas, y con las inversiones propias, ya hemos entregado 210. Las bibliotecas son espacios amables y gratis para la comunidad, para intercambiar experiencias y para leer, lo que acorta las brechas de la inequidad. El ministerio de cultura dotará estás bibliotecas y es responsabilidad de los alcaldes escoger un buen bibliotecario que no responda a las cuotas burocráticas, sino al amor por la lectura”, agregó la ministra de cultura.

Por su parte, el embajador de Japón en Colombia, Keiichiro Morishita, recordó que este mismo año, en el Teatro Colón se celebraron los 110 años de relaciones de amistad entre Japón y Colombia y el apoyo a la construcción de bibliotecas ha sido una prioridad.

“Japón ha apoyado la educación en Colombia, porque a partir de nuestra experiencia, sabemos que la educación es fundamental para el desarrollo. Este año apoyaremos nuevamente al municipio de Inzá. En este municipio construimos nuestra primera biblioteca, la cual el año pasado ganó el Premio Nacional de Bibliotecas ‘Daniel Samper Ortega’. Esperamos que estos espacios culturales sean valorados por las comunidades para que se conviertan en motor de desarrollo y especialmente, para sus nuevas generaciones”, puntualizó el diplomático.

Uno de los municipios beneficiados con la firma del contrato de donación fue Aldana, en Nariño, cuyo alcalde, Óscar Javier Quitiaquez Quitiaquez, destacó la importancia de este apoyo.

“Estamos convencidos de que apoyar a los niños y jóvenes es un trabajo que se debe hacer y fortalecer, sobre todo en municipios apartados del país, para que nuestras nuevas generaciones sean competitivas. Esta biblioteca es fundamental. Estamos trabajando para abordar desde ella  iniciativas cómo ‘Leer es mi cuento’. Esta infraestructura va a permitir promocionar y, como decía la ministra de cultura, fortalecer los procesos de lectura en nuestro municipio”.

El alcalde de Cisneros (Antioquia) Luis Guillermo Álvarez González, dijo que una biblioteca es el mejor regalo que Japón les puede dar a los colombianos.

“Son espacios para construir diálogos, para trabajar en la paz. Contábamos con libros y tecnología, pero no teníamos dónde ponerlos. Ya nuestros jóvenes tendrán un lugar dónde llegar, un punto de encuentro para cosas buenas. Gracias a la ministra de cultura por creer en los municipios de Colombia”.

También beneficiado con las donaciones, Milton Oswaldo Fernández, alcalde de San Luis de Gaceno, Boyacá, agradeció el apoyo. “Esta nueva biblioteca generará nuevos espacios para que cada vez más niños y jóvenes adquieran el hábito de la lectura. Desde el municipio infinita gratitud porque ustedes nos han brindado este apoyo”.

La donación por parte del Gobierno de Japón será sobre 60% del valor de las cuatro obras. Las alcaldías de los cuatro municipios, por su parte, aportarán el valor restante, los 600 m2 que constituyen el terreno, así como el estudio de suelos y levantamiento topográfico; la interventoría de la obra; la conexión a las redes de servicios públicos y la construcción del cerramiento perimetral. El ministerio de cultura ejecuta el proyecto y dota con libros y mobiliario a cada una de estas bibliotecas.

Más de tres millones de personas se han beneficiado en 150 municipios de 24 departamentos, desde que inició esta alianza en 2003, entre los cuales se encuentran Atlántico, Antioquia, Arauca, Archipiélago de San Andrés, Bolívar, Boyacá, Caldas, Cauca, La Guajira, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Chocó, Huila, Quindío, Magdalena, Norte de Santander, Santander, Sucre, Nariño, Putumayo, Risaralda, Tolima y Valle del Cauca.

Además de la donación de los recursos para la construcción de las bibliotecas, en febrero de 2014 se llevó a cabo la donación para el mejoramiento de equipos de producción de programa y transmisión de las emisoras comunitarias e indígenas, la cual alcanzó los dos mil millones, en el marco del Programa de Radios Ciudadanas del ministerio de cultura y del Plan Fronteras del ministerio de relaciones exteriores.

Así mismo, durante el segundo semestre de 2016 el ministerio de cultura, la Biblioteca Nacional y la embajada del Japón, visitaron nueve bibliotecas con el objetivo de promover la cultura japonesa en los niños y jóvenes de las regiones beneficiadas por con esta donación.

TEMAS


Japón - Colombia - Donaciones - Bibliotecas - Innovación