‘La actividad cafetera está apoyada en las muletas del presupuesto nacional’

Archivo

Juan Camilo Restrepo

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo, respondió a la editorial de LR del día de ayer, en relación a la situación actual de la caficultura:

Desde luego el ministro de Agricultura está muy preocupado con el desplome de la producción cafetera que ha tenido lugar en los últimos 4 años, cuando en promedio, de producir 12 millones de sacos, pasamos a producir menos de 8 millones de sacos anualmente.

Ya que ustedes tienen la amabilidad de recordar la cronología de mis vinculaciones como directivo de la Federación, debo indicarle que son precisamente estos últimos 4 años (los del desplome de la producción) los años en que no he estado vinculado a responsabilidad alguna en la Federación Nacional de Cafeteros.

Pero el punto importante no es ese: lo central de este asunto es que la caída de la producción cafetera ha resentido el ingreso de los cafeteros, el PIB agropecuario, las finanzas del fondo nacional del café y la participación de Colombia en los mercados internacionales. ¿Cómo pretende La República que el ministro de Agricultura se quede callado ante semejante problema?

Tanto en público como en el Comité Nacional Cafetero he llamado la atención sobre la necesidad imperiosa de cambiar el rumbo y el ritmo de la producción cafetera. Pero no solo he llamado la atención. He tomado dentro del ámbito de mis responsabilidades medidas para ayudar a corregir este grave mal funcionamiento que viene registrando la producción cafetera colombiana.

Habrán de saber ustedes que al día de hoy, 3 de cada 4 pesos que está invirtiendo la Federación de Cafeteros por todo concepto, los esta aportando el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Es de destacar que parte de estos importantes recursos están dedicados al programa más importante para permitir la recuperación de la producción, que es la renovación con variedades resistentes contra la roya, cuyo costo lo ha asumido en su totalidad, el Ministerio de Agricultura y Finagro. No es exagerado afirmar que hoy en día, la actividad cafetera, como un todo, anda apoyada en las muletas del presupuesto nacional, principalmente el del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Pero no es solo esto, ha sido la voz del suscrito, quien permanentemente se ha alzado para reclamar una política cambiaría menos revaluacionista por parte del Banco de la República, que tan duramente está golpeando las exportaciones de los cafeteros. Adicionalmente a lo anterior, ha sido el Ministerio de Agricultura la única entidad que ha hecho algo concreto para proteger a las exportaciones, creando un seguro a través de Finagro, que permitió proteger cerca de 700 millones de las exportaciones agropecuarias, tales como banano y flores, entre otras.

Dice el editorial de La República que por qué no me ocupo mejor del crecimiento de la agricultura que de hacer observaciones de la política cafetera. Permítame recordarle que el PIB agropecuario estuvo por debajo de cero o, con crecimiento estacionario durante 2008, 2009 y 2010. Y que es por primera vez en 2011 que volvió a levantar cabeza: crecimiento del 2,4%, y si no tenemos en cuenta el desplome de la producción cafetera, el crecimiento del PIB habría sido del 3,8%; el primer año de crecimiento positivo en los últimos 4 años.

No señor director, los 85 años de la Federación de Cafeteros no son un momento ni para autocomplacencias, ni para asordinar los hechos. Son una buena oportunidad para reflexionar, cordial pero francamente, hacia donde va la economía cafetera del país. Y eso es lo que ha venido haciendo este Ministerio.

 

TEMAS


Juan Camilo Restrepo