La calidad de la cartera está en niveles de la crisis financiera de 2008, según Echavarría

Tomada de @BancoRepublica

Banco de la República destaca caída de inflación y recuperación del crecimiento económico

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

A pesar de que la economía colombiana ha presentado en los últimos meses una buena dinámica, los establecimientos de crédito del país siguen asumiendo riesgos a la hora de otorgar préstamos, lo que se refleja en la calidad de cartera por mora, que no ha dejado de crecer de manera gradual desde mediados de 2016 hasta ubicarse el indicador en 5,5%, cifra que se aproxima a los niveles vistos en el crack financiero de 2008, pero que no llega al valor de 13% de la crisis hipotecaria y financiera de 1998.

“La calidad de la cartera se ha deteriorado ligeramente. Estamos como en 2008 y 2009 pero en niveles mucho mejores a los de la crisis de 1999, cuando los indicadores se fueron a las nubes, sobre todo, en cartera por mora en vivienda”, aseguró el gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, en la presentación del informe trimestral de inflación del Banco.

En general, el documento del Emisor destaca que la reducción de los 350 puntos básicos de la tasa de interés de intervención del Banco de la República se ha ido transmitiendo en la mayoría de los tipos del mercado, especialmente, en los créditos comerciales e hipotecarios. No obstante, no se ha completado en las tasas de consumo.

“Con la información que hoy tenemos, puedo decir que terminó el ciclo de reducción de tasas. La comercial bajó casi como la nuestra y la preferencial incluso más. La transmisión se dio de forma completa en muchas tasas, excepto en consumo, que no subió cuando elevamos los tipos ni tampoco ha bajado en las reducciones. Además, los últimos datos reflejan que esta baja se ha reversado parcialmente, lo que tiene que ver con riesgos”, explicó Echavarría, quien también manifestó que el crédito sigue fluyendo excepto el comercial.

En materia de inflación, el informe destacó que las noticias han sido “excelentes”, al pasar de un Índice de Precios al Consumidor (IPC) creciendo hace año y medio a 9%, a estar cerca a 4% a finales de 2017 y llegar a junio de 2018 a 3,12%, lo que se ubica dentro del rango de entre 2% y 4%. “Llegaremos a nuestra meta de largo plazo de 3% en el segundo trimestre de 2019. En los últimos meses, hemos tenido muy buenas noticias. No obstante, no todos los rubros están presentando el mismo comportamiento como es el caso de los no transables o los regulados. También esperamos que la inflación de alimentos sea estable (entre 2% y 2,5% este año) a no ser de que se presenten choques externos como un fenómeno de El Niño”, aseguró Echavarría.

Junto a este mejor comportamiento de la inflación, el gerente del Emisor destacó que los indicadores de ventas al por menor, de confianza del consumidor y de importaciones de bienes de consumo en dólares sugieren que el gasto de los hogares del segundo trimestre habría sido más dinámico que el registrado en el primero.

Con lo anterior, el equipo técnico del Banco estima que el crecimiento económico del segundo trimestre del año, que dará a conocer el Dane esta semana, sería de 2,6% (dato desestacionalizado y corregido por días hábiles).
“En materia de crecimiento, lo peor pasó en 2017 con un PIB de 1,8%. Destacamos el crecimiento que han tenido algunos sectores como el financiero, la agricultura o el comercio; sin embargo, la construcción sigue y seguirá siendo en el dato del segundo trimestre el gran lunar en la economía colombiana”, aseguró Echavarría, al explicar que en los primeros tres meses del año se vio un fuerte crecimiento del consumo público.

“Si el precio del petróleo se mantiene en los actuales niveles por un periodo prolongado o persiste la tendencia creciente de la confianza, la dinámica de la demanda agregada podría ser mayor que la prevista. La incertidumbre en este campo es elevada”, destacó.

Respecto al crecimiento de la economía en 2018, Echavarría dijo que la Junta Directiva del Banco de la República es optimista al proyectar un PIB cercano a 3% para este año, superior al 2,6% del promedio de los analistas del mercado. Para 2019, el equipo técnico del Emisor espera que se llegue al crecimiento de largo plazo del país, es decir, que se expanda de 3,3% a 3,5%.

Sin embargo, el gerente del Banco también alertó de la baja que ha experimentado la inversión en los últimos meses, situación que el equipo técnico ve que se mantendrá “floja” a mediano plazo y de la fuerte caída de la inversión de portafolio en el último tiempo.

Las proyecciones sobre la inflación para 2018 y 2019
En junio, la variación anual de la inflación y el promedio de las medidas del IPC básico se ubicaron en 3,2% y 3,3%, respectivamente. Según el reporte de inflación que presentó ayer el Emisor, en el segundo trimestre del año las expectativas de inflación no presentaron cambios importantes y se mantuvieron algo por encima de la meta de 3%. La proyección de los analistas del mercado apunta hacia una inflación de 3,4% y 3,3% en diciembre de 2018 y 2019, respectivamente. Por su parte, el Emisor espera que se llegue a la meta de 3% en el segundo trimestre de 2019.

TEMAS


Banco de la República - Inflación - Juan José Echavarría