La Contraloría pidió endurecer las reglas de juego para otorgar licencias ambientales

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

Ante los daños ambientales que se pueden derivar del proceso de licenciamiento en páramos, humedales, parques nacionales y reservas naturales, la contralora Sandra Morelli pidió al gobierno medidas más rigurosas.

Según la funcionaria, no se está cumpliendo con la finalidad de la licencia ambiental en la prevención y mitigación de generación de impactos ambientales, daños que conduzcan a la conformación de pasivos ambientales y afectación a la salud humana.

Ante esto, se emitió una función de advertencia al ministro de Ambiente, Frank Peal, y a la directora de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Luz Helena Sarmiento, para que se endurezcan la reglamentación existente.

Morelli sostuvo que una de las preocupaciones es que en el Decreto 2820 de 2010, se regule el proceso de licenciamiento únicamente sobre obras o actividades y se omita como criterio el emplazamiento o ubicación del proyecto.

“Dicha orientación genera una clara contradicción con las premisas constitucionales sobre la protección y conservación de los recursos naturales, lo cual podría llevar a una situación de peligro áreas de especial importancia ecológica como los páramos, los humedales inscritos en el Convenio de Ramsar, los parques nacionales, las reservas naturales, los lugares de especial interés científico o de valor arqueológico, cultural o histórico”, agregó la contralora.

TEMAS


Sandra Morelli