La ganadería local crecerá más rápido que en el resto de la región según Ocde y FAO

Demanda de carne subirá 10% en 10 años

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El más reciente informe de perspectivas agrícolas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y la FAO, entidad de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, detalla que en los próximos diez años se espera que se debilite el crecimiento en la demanda de los productos alimentarios básicos a nivel mundial.

Sin embargo, para el caso de la región, se estima que la producción agrícola y pesquera crecerá 17%, y la ganadería colombiana, sobre la cual la FAO y la Ocde prevén un aumento de 10% en los próximos diez años, puede sacar partida. “La producción agrícola y ganadera en Colombia crecerá más rápido que la mayoría de países de América Latina”, aseguró a LR Stephan Hubertus Gay, coordinador de las Perspectivas Agrícolas en Ocde, quien sostuvo que, sin embargo, es esencial que “se apoye más el desarrollo e investigación en el sector para mejorar la productividad local”.

El experto explicó que estas medidas permitirán reducir la dependencia de Colombia a importaciones agrícolas de otros países de la región, dado que las perspectivas a 2027 de las dos entidades prevén que los precios de los principales productos básicos alimentarios se mantendrán bajos en la próxima década. Para el caso de Colombia, la Ocde asegura que el arroz, trigo, maíz y raíces y tubérculos, podrían tener incluso un crecimiento nulo.

Por esto, Gay aseguró que los países deben “apoyar a los productores en una transición al cultivo de productos de los que se espera un mayor crecimiento como semillas oleaginosas, frutas y verduras o productos de origen animal”, considerando que el informe de perspectivas sostiene que, a 2027, la tierra de uso agrícola en la región crecerá en 11 millones de hectáreas, lo que podrá atribuirse en 53% al incremento en la producción de los cultivos, 39% al sector ganadero, y 8% a la expansión de la producción pesquera.

Katia Covarrubias, economista de perspectivas y analíticas de la FAO, explicó a LR que los cambios en los patrones de crecimiento de los cultivos en la próxima década se deben a que “los principales motores de crecimiento durante los últimos diez años (el crecimiento económico de la China y el ‘boom’ de los biocombustibles) ya no tendrán el mismo impacto”, mientras que el aumento de la demanda en los próximos diez años dependerá en gran medida del crecimiento poblacional.

Así mismo, Covarrubias aseguró que, en productos como azúcar, aceite vegetal y carne, “a diferencia de los alimentos básicos, la demanda para estos productos será motivada también por el crecimiento de ingresos”, un tema clave en las economías emergentes.

De acuerdo con estimaciones de la Ocde, el crecimiento del país será de 2,7% en 2018, y 3,2% en 2019, frente a 2% y 2,8% de la región y 2,6% y 2,5% del promedio de países miembros del organismo internacional. Esto, según Ángel Melguizo, jefe para Latinoamérica del Centro de Desarrollo de la entidad, significa que “Colombia mantendrá un dinamismo económico superior al de la Ocde y al de América Latina”.

“Ello debe ser un aliciente para avanzar en la agenda de diversificación productiva, pero también de aumento del valor agregado de sectores donde el país tiene ventajas comparativas como los sectores agrícola y ganadero”, explicó Melguizo.

Para José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), este aumento es un reflejo de que “a nivel global se está dando un cambio de hábito de consumo de carne roja”, especialmente en zonas del medio oriente y otros países asiáticos que “están consumiendo y están generando una demanda agregada muy alta”.

LOS CONTRASTES

  • José Félix LafauriePresidente de Fedegán

    “El sector cárnico ha sido el único commodity que en los últimos años dobló el precio y se prevé a futuro que en los próximos años vuelva a doblar el precio”.

Así mismo, Lafaurie defendió que el sector de los cárnicos “ha sido el único commoddity que en los últimos años dobló el precio” y sostuvo que a futuro se mantiene está proyección, por lo que se deben garantizar condiciones, en materia fitosanitaria, que permitan la exportación de estos productos hacia nuevos mercados.

Otro dirigente agrícola que coincide con este punto es Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), para quien la diplomacia sanitaria es una prioridad para los próximos años.

Según Bedoya, el estudio “parte de la base de que China, India y África son los tres ejes geográficos que marcan la pauta en materia alimentaria”, por lo que la demanda de estos países determina la dinámica del mercado. Para el directivo, “la moneda tiene dos caras, puede afectar el valor de las cosechas de los productores nacionales pero también abaratar el costo de importación para los consumidores de materias primas”.

Otro producto que crecerá es el azúcar. Juan Carlos Mira, presidente de Asocaña, aseguró que el país “cuenta con una producción excedentaria en este producto”, y esto ligado a que a 2027 habrá 1.000 millones de personas más, y será la región quien abastezca esta demanda.

TEMAS


OCDE - FAO - Agro - Crecimiento - Producción - SAC - Asocaña - Fedegán