La política monetaria es la principal preocupación a la hora de invertir: encuesta

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Según los resultados de la última Encuesta de Opinión Financiera (EOF) de la Bolsa de Valores de Colombia y Fedesarrollo, la política monetaria ocupó el primer lugar entre factores de preocupación para invertir.

Así al preguntar por la principal preocupación, el 48,8% señaló la política monetaria, 46,5% los factores externos y 4,7% el crecimiento económico. Por tercer mes consecutivo disminuyó la preocupación por los factores externos, en esta ocasión fue de 5,9 puntos porcentuales.

De acuerdo con los resultados el 86,1% de los administradores consideró que la tasa de interés del Banco de la República aumentará durante los próximos seis meses.

Por otra parte, 20,9% de los encuestados piensa que la política monetaria es expansionista, 41,9% considera lo contrario y el restante 37,2% opina que es neutral, así la política monetaria toma un mayor interés, frente a la inflación creen que subirá.

En cuanto a inflación, cerca de la mitad de los encuestados (41,9%) considera que se incrementará durante el próximo semestre, 20,9% opina lo contrario y 37,2% espera que se mantenga estable. Sin embargo, cuando se compara el balance de marzo, -entre quienes consideran que la inflación aumentará en los próximos seis meses y aquellos que opinan que disminuirá- frente aquel observado en febrero se aprecia una reducción de 5,3 puntos porcentuales.

En marzo de 2011 el Índice de Activo Preferido (IAP) revela que los activos más apetecidos continúan siendo las acciones. Le siguen los Bonos DTF y en el tercer lugar tanto los TES de Largo Plazo como los Bonos IPC. En cuarto y quinto lugar se ubicaron los bonos de renta fija en otras monedas y la renta fija en dólares. Hace un año las acciones comenzaron a ocupar el primer lugar de preferencia seguidas por los TES de largo plazo y los bonos IPC. En el IAP representado en el gráfico 5, los valores más negativos reflejan una mayor preferencia del activo correspondiente con respecto a los TES de corto plazo.