Las 5 razones por las que se aplazó la tributaria

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

El fracaso de la reforma a la justicia fue la gota que rebosó la copa. Detrás de la postergación de la tributaria hay varias fallas que se venían tejiendo desde hace unos meses y que develaron un proyecto inconcluso, vagamente socializado, colgado de peros y víctima de una filtración. LR presenta las cinco razones por las cuales el proyecto Echeverry-Ortega fue aplazado.

Después de lo sucedido con la reforma a la justicia, las aguas se enturbiaron para Elissa, tal como bautizó a la tributaria el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry. En opinión de congresistas, esto no hizo sino añadirle tensión al proyecto. La empatía entre el Ejecutivo y el Legislativo se deterioró y el ambiente para la reforma se llenó de desconfianza.

Tal fue el golpe que el propio presidente Juan Manuel Santos afirmó en entrevista con Caracol Televisión que van a 'medir las aguas', que van a tantear el propio ambiente para saber si sí presentarán al Congreso otras iniciativas, entre esas a Elissa. Sin embargo, el mandatario no parece tener afán: 'no estoy urgido de unas reformas digamos estructurales, inmediatas, porque no hay necesidad', agregó.

Después de un año y medio de estudio y trabajo sobre cómo debe transformarse la colcha de retazos en la que se ha convertido el estatuto tributario, Elissa aún continúa inconclusa. Fuentes cercanas al proceso, aseguran que todavía no hay una versión definitiva del texto.

Al hecho de que no está terminado el proyecto se sumó la filtración, la cual fue publicada por este diario el siete de mayo de este año de manera extraoficial. Para Horacio Ayala, exdirector de la Dian, la divulgación del borrador hizo que probablemente el Gobierno se sentara a revisar algunos de los temas que se empezaron a cuestionar.

'Antes de conocerse el borrador no había manera de saber lo que se contenía, no había lugar a cuestionamientos. Una vez que se conoció esa versión la opinión pública tuvo la oportunidad de conocerla y opinar. Ahora el Gobierno prudentemente está recogiendo esas inquietudes y analizando, algo que no podrá hacer antes del 20 de julio', añadió.

Antes de la filtración, poco o nada se sabía de Elissa. El Gobierno había dado a conocer los principios de la reforma, mas no ahondaba en ella, ya que el equipo que trabaja en su diseño firmó un contrato de confidencialidad.

Tras la publicación del borrador, varios peros se le empezaron a colgar al proyecto. Una de las críticas más comentadas fue sobre la imposición del IVA a productos de la canasta familiar. El pero mayor vino del presidente Santos, quien desde China mandó a decir que esa propuesta no iba más.

Luego de que el borrador saliera a la luz pública, Echeverry se vio obligado a hacer presentaciones informales de Elissa ante congresistas, quienes fueron los primeros en protestar al manifestar que ellos debían ser los indicados en conocer el texto.

El Ministro afirmó que Elissa sería presentada igualmente ante gremios, académicos, expertos y en las regiones. No obstante, dicha socialización se ha hecho a medias en opinión de los implicados. El representante a la Cámara, David Barguil, dijo que luego de la presentación informal el Gobierno no siguió avanzando en el tema. A pesar de que la tarea de socialización no se continuó en el Congreso, esta sí se hizo con los gremios y académicos.

Sin embargo, en opinión del vicepresidente del Consejo Gremial y también presidente de la SAC, Rafael Mejía, aquella fue 'vaga' y no ahondó en los detalles.

La falta de conocimiento sobre el articulado es una de las grandes fallas que evidenciaron entidades como Anif y Fedesarrollo. Según Anif, el daño radicó en que el Gobierno se dedicó solo a presentar el 'paisaje tributario, intentando medir la filosofía-política de cada propuesta, en vez de armar un paquete coherente y con todas las piezas del rompecabezas en su sitio'.

Javier Díaz, presidente de Analdex, dijo que el Ministro se ha reunido en dos ocasiones con el Consejo Gremial para mostrar los principios que orientan la reforma. Pero en su opinión difícilmente se puede tener un balance si no se conoce el articulado. 'En el tema tributario, como dice el dicho popular, el diablo está en los detalles', dijo el dirigente gremial. Para Díaz es fundamental que el Gobierno trabaje por el buen clima entre los dos poderes, antes de presentar la tributaria. Sin embargo, manifestó que la reforma no es imprescindible, ya que Colombia no tiene problemas por vía de sus ingresos tributarios.

De Elissa solo se conocen los principios

La socialización que se planteó de la reforma tributaria o Elissa ha avanzado poco. De acuerdo con el presidente del Instituto Colombiano de Derecho Tributario (Icdt), Mauricio Piñeros, afirmó que hubo una reunión entre el Gobierno y los miembros del Instituto en la que se presentaron a grandes rasgos los textos de los artículos. El presidente de la SAC, Rafael Mejía, indicó que el desconocimiento de los detalles puede afectar 'notoriamente' el sector de la agricultura, especialmente en el campo del IVA y las devoluciones. 'Es una reforma que está planeada para épocas de bonanzas y no de escasez', dijo Mejía. Para Piñeros es importante que el Gobierno regularice las relaciones con el Congreso, con el objetivo de pasar la reforma, cuyos principios muestran, en su opinión, que está bien orientada.

Las opiniones

Javier Díaz

Presidente de Analdex

'En el Consejo Gremial hemos tenido dos reuniones con el Ministro, se han mirado los principios que orientan la reforma. Pero el diablo está en los detalles'.

Mauricio Piñeros

Presidente del ICDT

'Es importante que el gobierno regularice las relaciones con el Congreso para poder presentar la tributaria. Las explicaciones del gobierno muestran que está bien orientada'.

Horacio Ayala

Exdirector de la Dian

'A raíz de que se dio a conocer la filtración, el gobierno muy probablemente está revisando algunos de los temas cuestionados que antes no se conocían'.