Las actividades de la agroindustria concentra 11% de las zonas francas aprobadas

colprensa

Actividades palmeras, las que más aprovechan esta herramienta.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

En los últimos años, el Gobierno ha impulsado a través de reformas y estímulos fiscales la creación de nuevas zonas francas y la llegada de más empresas a estas figuras comerciales, que, en principio, han sido acogidas por el sector manufacturero y de servicios.

Sin embargo, el agro no ha dejado pasar la oportunidad de ganar competitividad y por eso, de 112 zonas francas existentes en el país (entre permanentes y especiales), según el Ministerio de Comercio, hay 13 áreas, es decir, 11% del total aprobado, que tienen vocación agroindustrial.

El total de áreas son especiales, es decir, uniempresariales, y tienen el objetivo, de acuerdo con el viceministro de Desarrollo Empresarial, Daniel Arango, favorecer la gestión de los campesinos y facilitar su interacción con el mercado.“Las zonas buscan integrar a los pequeños y medianos productores mediante las áreas de cultivo, para que se conviertan en proveedores, promoviendo la competitividad de sus productos”, explicó el viceministro.

Al analizar los tipos de productos que ofrecen estas zonas francas, las labores en torno al aceite de palma (ya sea para extracción o para producción de biocombustibles) recogen siete zonas francas, hecho que había impactado positivamente en la producción de este subsector agrícola.

Jens Mesa, presidente del gremio de los palmeron, Fedepalma, ha explicado que “en 2017 la producción alcanzó 1,63 millones de toneladas de aceite de palma, que es un incremento de 42% frente a 2016”.

Al revisar el resto de zonas francas agroindustriales, hay dos áreas para la producción de etanol y el resto se reparte entre procesos para producción de alimentos, azúcar y frutas.

Adicionalmente, para el sector agrícola se podrían sumar las dos nuevas solicitudes, lo que evidencia un interés de los empresarios en aprovechar las ventajas, sobre todo tributarias, que ofrecen estas facilidades industriales.

De estas solicitudes en trámite, una estará en Nariño y tendrá vocación para la transformación de frutales. La otra solicitud corresponde a una zona franca en el departamento del Valle del Cauca, en la cual se espera producir bioplásticos.

Edgar Martínez, director de Zonas Francas de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), destacó que estas áreas de la agroindustria no tienen ningún requisito adicional al que tienen las zonas industriales, e hizo el llamado para que los productores aprovechen las ventajas competitivas que les permite establecerse como zona franca, ya que pueden ubicarse cerca de los centros de cultivo y los centros productivos, y para producir, tanto para el mercado local, como para exportar.

¿dónde están ubicadas?

De acuerdo con el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, las zonas francas agroindustriales están ubicadas en 10 departamentos. Bolívar, Valle del Cauca y Santander son los departamentos que tienen ubicadas dos áreas en su territorio, pero otros como Cundinamarca, Nariño y Magdalena y Meta apenas suman de a una zona franca cada uno, con lo que logran potenciar la economía de diferentes zonas de la geografía nacional.

El llamado de los expertos es a confiar en esta herramienta y aprovechar las oportunidades, ya que las zonas francas tienen ventajas en temas como la rebaja en la tarifa del impuesto de renta para las sociedades.

TEMAS


Zonas francas - Agroindustria - Andi - Ministerio de Comercio