Las apuestas de las aerolíneas en sus planes de RSE

Colprensa

iniciativas han logrado la reducción de emisiones de CO2 en más de 30% anual

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Las aerolíneas tienen impactos en múltiples sectores sociales y ambientales y, con el paso de los años, han enfocado sus estrategias de RSE a tal punto que hay unidades para su desarrollo en cada empresa.

Varias de las estrategias que lideran están relacionadas con su operación, lo que les ha permitido desarrollar adecuadas operaciones para sus públicos y entornos. Dos de los casos que más se pueden destacar en el país son los de Avianca y Latam, que tienen múltiples áreas de inversión, aunque se destacan la donación de pasajes y la reducción en emisiones de gases contaminantes.

Uno de los programas de movilización es el de Avianca, llamado ‘Banco de Millas’, a través del cual, con los aportes de millas de la empresa y de los usuarios de LifeMiles, en 2017 se redimieron 6,3 millones de millas, así se beneficiaron un total de 250 menores de edad, que necesitaron movilizarse junto con sus acompañantes, principalmente por asuntos médicos.

Esta parte de la estrategia, tal como explicó John Karakatsianis, director de Ciudadanía Corporativa de Avianca Holdings, permite que el programa de millas “se pueda invertir en viajes, también se puede utilizar en bienes o, salvando la vida de personas que lo necesitan. Con esas millas hemos transportado más de 3.000 niños para ser operados del corazón en la Clínica Cardio Infantil, dándoles así otra oportunidad de vida”.

Del total de millas que se redimieron en 2017, los viajeros socios de LifeMiles donaron 54%, mientras que la compañía puso el restante 46% para cumplir con las metas iniciales del transporte de beneficiados.

Entre tanto, Latam tiene su propio programa de donación de pasajes, en 2016, último dato disponible, se donaron 4.059 pasajes, con todas las filiales de la compañía en el continente. Solo en Colombia y en Perú, por ejemplo, gran parte de los pasajes que fueron donados se utilizaron también con fines hospitalarios, como fue el desplazamiento de médicos y voluntarios de la Fundación Operación Sonrisa y pacientes de la misma, como destacó la directora de Asuntos Corporativos de Latam Colombia, María Lara. En el país fueron evaluados 1.078 niños y se realizaron 445 intervenciones, que fueron apoyadas por la aerolínea.

Lara indicó que otro beneficiario es el Idipron, “donde la conectividad es importante, porque en la medida que logramos conectar las operaciones, estamos impulsando la cobertura de los programas”.

Estas mismas actividades son acompañadas por otras empresas, como es el caso de Wingo, que acompaña a la Fundación Sanar, en su programa de apoyo a los menores que padecen de cáncer, con viajes. Son mas de 750 niños que han volado con la Fundación y que ahora respalda la aerolínea. VivaColombia también cuenta con su propio programa de donar pasajes a personas en condiciones especiales.

Protección al ambiente

El otro punto en el que se especializan las aerolíneas es en la compensación ambiental. Avianca, por su parte, invirtió US$482.324 en 2017 para su estraegia ambiental, la cual incluyó el control de emisiones. El año pasado la compañía emitió 4,7 millones de toneladas de CO2, compensadas con una inversión de US$857.918 con la compra de bonos de carbono. Es decir que, con las compras, se logró compensar los efectos de 1,02 millones de toneladas de dióxido de carbono que representan 21,38% del total de las emisiones.

Latam, que emitió 11,3 millones de toneladas de CO2 en 2016, destacó que con todas las medidas de gestión de la huella de carbono se logró que la emisión total disminuyera 2,3%, y la intensidad de las emisiones bajara 0,95%. En Colombia, en 2016, por tercer año consecutivo, la compañía neutralizó sus emisiones de CO2 de sus operaciones en tierra con 1.335 bonos de carbono.

TEMAS


Avianca - Latam - VivaColombia - Wingo