Las Autopistas para la Prosperidad empezarán a construirse en 2014

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Las cinco o seis concesiones que están previstas en el macroproyecto Autopistas para la Prosperidad, empezarán a licitarse en el segundo semestre de 2013 para empezar la construcción en agosto de 2014.

El gerente del proyecto, Federico Restrepo, dijo ayer en Manizales, que posiblemente la próxima semana se abra la licitación para contratar el estructurador de las concesiones (cada una valdría unos US$1.200 millones) y se saque la convocatoria de los estudios fase II en algunos tramos como la variante Tesalia a La Virginia (Risaralda).

“También se licitarán los estudios complementarios de análisis de riesgo geológico e hidrogeológico requeridos para disminuir la percepción de riesgo que puedan tener los fondos de inversión cuando toman la decisión de poner recursos en un proyecto de esta naturaleza”, sostuvo.

Lo que se estima, dijo Restrepo, es que la estructuración, los estudios fase II y los complementarios de riesgo queden listos en julio de 2013, para empezar a abrir en ese semestre las licitaciones de las concesiones.

Entre ellas está el tramo La Pintada- La Manuela- Manizales e incluye una variante con un túnel entre Irra y La Virginia que empata con la vía al Valle del Cauca. Se trata de un tramo pedido en el Eje Cafetero para conectar esta región con la Autopista del Café, la Ruta del Sol y con Cali. Sólo este trayecto tiene un costo de $3,7 billones, de los $13 billones en total que vale la iniciativa. De estos el Gobierno aseguró $10 billones, Antioquia $1 billón y los $2 billones restantes serán pagados a través de peajes.

“Lo que pretendemos es que las concesiones se adjudiquen entre finales de 2013 y principios de 2014. Los concesionarios deben inicialmente hacer los estudios y diseños fase III, gestión de predios y licenciamiento ambiental. Hay tramos que no requieren licencias, pero túneles largos y viaductos sí. Entonces estimamos que en agosto de 2014 empiecen los procesos constructivos para que los primeros tramos entren en funcionamiento a mediados de 2015”, agregó. De cumplirse este cronograma, los 900 kilómetros que componen las Autopistas para la Prosperidad estarían en plena operación, entre 2020 y 2021, es decir, en 8 o 9 años.

Restrepo ratificó que se proyecta en los 900 kilómetros unos 26 peajes, entre los existentes y los nuevos, lo que indica que habrá un peaje cada 35 kilómetros, en promedio. En trabajos de rehabilitación de tramos sobre el proyecto se invertirán $500.000 millones con recursos de Invías.

No habrá anticipos para concesiones de proyectos
El gerente de las Autopistas para la Prosperidad, Federico Restrepo, ratificó que no se darán anticipos a los concesionarios y deberán tener disponible en capital el 20% del costo para empezar obras, estimado en unos US$200 millones. “Se reconocerán aportes en la medida que entren tramos en operación”, dijo. Los ingenieros caldenses le pidieron al Gobierno revivir los anticipos para que la ingeniería local pueda participar en este tipo de proyectos “No tenemos el capital para acceder a obras. Quieren llevar la contratación a grandes capitales”, dijo el miembro de la Sociedad Caldense de Ingenieros Jaime Marín.