Las autoridades aéreas restablecen operaciones en los aeropuertos del Eje Cafetero

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Las autoridades aeronáuticas reanudaron las operaciones en los aeropuertos del Eje Cafetero paralizadas durante toda la mañana de hoy por la emisión de cenizas del volcán Nevado del Ruiz, que incrementó su actividad y llevó al Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales, a elevar el nivel de amarillo a naranja.

El cierre de las operaciones aéreas la tomó la Aeronáutica Civil para garantizar la seguridad de las aeronaves.

Los reportes de los Aeropuertos de Manizales, Pereira y Armenia, es que se cancelaron cerca de 20 vuelos y se afectaron a unas 700 personas.

En el Edén de Armenia y el Aeropuerto Internacional Matecaña las operaciones se normalizaron sobre el medio día, mientras en La Nubia de Manizales, a las tres de la tarde.

Los vuelos de la mañana desde y hacia el Eje Cafetero fueron cancelados debido a una fuerte emisión de cenizas tras la mayor actividad reportada por el volcán Nevado del Ruiz que pasó de nivel amarillo a naranja.

La Aerocivil señaló que se produjo una nube de cenizas volcánicas y según la información preliminar entregada por el Centro Vulcanológico de Washington, obligó a la Autoridad Aeronáutica a través la Unidad de Afluencia de Tránsito Aéreo de Bogotá a cancelar las rutas de niveles superiores e inferiores de estos terminales.

Los manizaleños y pereiranos y demás habitantes de la zona de influencia del volcán amanecieron con una lluvia de ceniza traída por el viento, que es evidente en calles y vehículos, pero que según las autoridades no deben registrar alarmas entre la población. Recomendaron el uso de tapabocas y gafas para evitar afectación en la salud y señalaron que no es necesario almacenar agua.

Sin embargo, las autoridades activaron los planes de emergencia ante la posibilidad de que se presente una erupción en término de días o semanas.

Así se estableció luego de una reunión realizada en el Cuerpo de Bomberos de Manizales, a la que asistieron los organismos de socorro y los mandatarios de Manizales y Caldas. En ella se determinó que se mantiene la jornada escolar y laboral en las entidades públicas y se repartirán masivamente en colegios y escuelas tapabocas.

El volcán Nevado del Ruiz estuvo entre el 31 de marzo pasado y los primeros días de mayo en nivel naranja y se bajó a amarilla ante la disminución de la actividad. Pero el nivel regresó a naranja.

Las autoridades recomendaron no recoger agua, barrer la ceniza y no mezclarla con agua u otros líquidos y estar alerta a las indicaciones de las autoridades. Hicieron un llamado para que no se genere pánico en la población a través de las redes sociales.

Llamado de Superservicios
La Superservicios hizo un nuevo llamado a las empresas prestadoras y alcaldes de los municipios y corregimientos bajo la influencia de este volcán para que pongan en marcha las acciones preventivas necesarias y asegurar la calidad y continuidad en la prestación de los servicios de acueducto y alcantarillado.

La Superservicios reitera el llamado hecho en marzo pasado cuando se presentó una actividad similar en el Nevado del Ruiz. En aquel momento se envió comunicación a los gerentes de las empresas que prestan sus servicios de acueducto y alcantarillado en los municipios caldenses de Manizales, Villamaría y Chinchiná, al igual que del Líbano, Honda, Mariquita, Lérida, Fresno, Herveo, Murillo y Villahermosa en el Tolima. El llamado se amplió en esta oportunidad a los municipios de Pereira y Santa Rosa de Cabal en Risaralda y Cartago en el norte del Valle.

Según la alerta de la Superservicios, los daños que ocasionan el incremento en la actividad  volcánica del Nevado del Ruiz por la acción de sismos, flujos piroclásticos o nubes ardientes, flujos de lodos o lahares y caídas de ceniza, pueden afectar la continuidad en el abastecimiento de agua a las comunidades, lo que hace necesario que adopten las siguientes acciones de prevención:

– Monitoreo permanente de los sistemas de acueducto y acciones operativas que  disminuyan la posibilidad de  obstrucción por caídas de cenizas de las fuentes de captación,  de las líneas  de aducción y conducción, sedimentadores y filtros.
– Adelantar el monitoreo de la calidad del agua captada con el fin de identificar las sustancias que afectan el sistema de tratamiento.
– Inspeccionar los elementos, equipos y accesorios de cada componente de los sistemas de acueducto y alcantarillado  con el objeto de identificar zonas de falla o inestabilidad, así como la necesidad de contar con los elementos, equipos y personal que permitan reparar de inmediato tuberías, infraestructura o accesorios, que se vean afectados por el incremento de los sismos locales.
– Estar preparados para ejecutar procedimientos que permitan tratar contaminantes del agua cruda y adelantar acciones de respuesta en caso de daños sobre los componentes estructurales.
– Tomar otras acciones para asegurar la cantidad, continuidad y calidad del agua y un  buen mantenimiento y operación de los sistemas.

Recomendaciones de Gestión del Riesgo

1. Conozcamos los sitios seguros y rutas de evacuación.
2. Tengamos listo el kit de emergencia.
3. Estar atentos a ruidos inusuales y al cambio del nivel de los ríos.
4. Tener provisiones de alimento y agua limpia para su familia y animales.
5. Conozcamos el Plan Local de Emergencia.
6. Evacuemos hacia un sitio seguro lejos de los cauces de los ríos.
7. Ante emisión de cenizas cubrámonos con un tapabocas humedecido con agua o vinagre.
8. Ante emisión de cenizas cerremos ventanas y puertas y cubra con toallas humedecidas la parte inferior.
9. No transitemos por las vías mientras persista la alerta por las autoridades.
10. Regresemos a las viviendas cuando lo indiquen las autoridades.
11. Revisemos las conexiones eléctricas, de gas y agua.
12. Recuperemos la normalidad y cotidianidad lo más pronto posible.
13. En caso de destrucción consultemos sitios de reubicación o alojamientos temporales.
14.  Utilicemos una máscara para realizar la limpieza de la casa.