‘Las instituciones no deben graduar consumidores, sino empresarios’

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

A propósito de la encuesta que desarrolló la Institución Universitaria Politécnico Grancolombiano a 1.300 estudiantes, de universidades y colegios públicos y privados , LR habló con Alejandro Castaño, coordinador de investigación de la misma institución.

Luego de la rendición de cuentas del Ministerio de Educación, el investigador aseguró de que es hora de que el Estado revise las metas y los entornos de calidad que está generando, sobre todo porque muchas veces los estudiantes no están percibiendo, lo que se afirman como logros de dos años de gobierno. Sobre las cifras de acreditación que presentó la ministra María Fernanda Campo, de 23 instituciones con acreditación de alta calidad y 660 programas con la misma calificación, el experto aseguró que aunque hay que ver qué programas se están evaluando ahí 'el Estado debe revisar si esa calidad se está reflejando en la percepción de los estudiantes u obedece a resortes puramente organizacionales de las instituciones'.

Es decir, en muchos casos lo importante más allá del acceso a la educación 'ahora hay más oportunidades de estudiar que antes', es la calidad de la educación que reciben los niños y jóvenes. 'La educación superior no debe graduar consumidores, sino empresarios', dijo Castaño. Y señaló como importante que los estudiantes consideraron que los profesores debían dedicar más a 'los elementos prácticos, les sirva en su vida cotidiana, y no tanta teoría'.

Por otro lado, el investigador destacó el que estudio muestra una calidad 'heterogénea', es decir que hay instituciones muy buenas y otras con muy baja calidad. Y señaló que sin duda 'en algunos casos la calidad sí tiene que ver con el precio del programa'. Sobre todo 'los estudiantes perciben que hay muchas instituciones de garaje'.