“Los objetivos fiscales de 2019 eran muy difíciles de cumplir”, Richard Francis

Fitch afirmó la calificación de Colombia en BBB con perspectiva estable

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

Luego del informe del Comité Consultivo de la Regla Fiscal, la pregunta de los analistas era qué impacto tendría eso en la calificación del país. Fitch respondió afirmando la calificación soberana en BBB con perspectiva estable y Richard Francis, director del equipo de riesgo soberano de la agencia, dio un parte de tranquilidad, y dijo que las metas de 2019 siguen siendo exigentes.

¿Qué impacto tiene el informe en la calificación soberana?
Creemos que el cambio es más realista. Siempre pensamos que un ajuste de 1% del PIB en el déficit el año que viene era muy difícil. Por eso el cambio está de acuerdo con nuestras expectativas. Realmente, en términos de la calificación, el cambio no tiene un impacto. Un ajuste fiscal mayor implicaría una caída en el PIB.

¿No se pone en entredicho la regla fiscal?
El ajuste del año que viene, por ejemplo, es de 0,7% del PIB, que sigue siendo grande. Luego de dos años con un crecimiento menor al esperado, la brecha es mayor, y en términos de la regla eso da espacio. Lo que importa para nosotros es que el ajuste que hemos visto ha sido suficiente para estabilizar la deuda como porcentaje del PIB.

¿Les preocupó el crecimiento en la brecha del producto?
Dos cosas siempre fueron importantes para nosotros en términos de las perspectiva. Uno es el lado fiscal, y el otro es el crecimiento. Los últimos dos años no fueron buenos y lo que esperamos este año es un crecimiento de 2,6%, menor al potencial, y de 3,3% para 2019. Si por algún motivo hay un crecimiento menor de 2,5%, eso sí puede tener un impacto negativo en el mediano plazo.

En su informe de febrero parecían decepcionados con la tributaria, ¿siguen estándolo?
Lo que puedo decir es que la reforma no ha dado los resultados que el Gobierno pensó. Parte de eso fue el menor crecimiento, aunque el gobierno tiene un poco de suerte por el lado de los ingresos del petróleo.

Viendo lo importantes que son los ingresos petroleros, ¿habría que hacer una nueva reforma tributaria?
Tenemos que ver. Pienso que el 2,4% de déficit del año que viene va a ser difícil. Pasar de 3,1% a 2,4%, una parte de ese ajuste debe venir por parte de los ingresos petroleros, viendo que el precio está mejor que el del año pasado.

Además, el crecimiento está un poco mejor, lo que haría que suban un poco los ingresos tributarios. Pero todavía el Gobierno tiene que hacer otros ajustes para llegar a la meta. Creemos que hay margen de maniobra en el lado de los gastos.

¿Dónde hay espacio para bajar el gasto?
Con la fortaleza del peso, probablemente los pagos de la deuda van a caer, eso va a ayudar. En el lado de gastos corrientes me parece difícil, seguramente hay espacio, pero es complicado. Siempre un gobierno tiene espacio en gastos de capital, pero una reducción aquí tendría un impacto en el crecimiento de mediano plazo. Creo que hay espacio, pero es más una pregunta política.

¿Siguen tranquilos con el transcurso de las elecciones?
Siempre hay riesgo cuando hay una elección. No creemos que el gobierno vaya a cambiar la política monetaria o el lado fiscal. La pregunta es por las otras políticas, sobre todo en cuanto a petróleo, el rol del Estado, y eso sí puede tener un impacto sobre la confianza, la inversión, y sobre el crecimiento.

TEMAS


Déficit fiscal - Calificación deuda de largo plazo - Fitch - Richard Francis