Las remesas del exterior representan 5% del PIB del Valle del Cauca

El departamento está enfocado en proyectos de Bionergía.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Si bien los hogares vallecaucanos son los principales receptores de remesas de Colombia, con US$1.567 millones el año pasado, no son dependientes de estos envíos de dinero desde el exterior. Así lo aseguró en Inside LR, Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, quien indicó que estos dineros solo representan 5% de su economía regional.

¿Son dependientes de las remesas que les llegan desde el exterior?
Con 28% del total del país, el Valle del Cauca es el principal receptor de remesas. El año pasado llegaron a US$1.567 millones, lo que representó un crecimiento de 12%. Nosotros no recibimos bonanzas petroleras, pero las remesas nos han ayudado a mantener el flujo de divisas a la región en una época de desaceleración y a sostener el consumo. No somos dependientes, pues representan 5% del PIB, pero sí nos ayudan a tener esa llanta de repuesto en época de vacas flacas. Se diría que son un complemento.

¿Cuánto representaron las exportaciones el año pasado y qué fue lo que más vendieron al exterior?
En 2017, el departamento exportó US$1.900 millones, lo que significó una caída de 4%. Somos el primer exportador agroindustrial del país y el segundo en lo que refiere a alta sofisticación tecnológica. Algunos renglones importantes son la confitería, las baterías para vehículos, la cosmética y los alimentos procesados. Además, cada vez más estamos exportando frutas como el aguacate o los cítricos. Comerciamos mucho con nuestros vecinos, pero nos falta todavía ingresar al mercado asiático con fuerza como a toda Colombia.

¿Están aprovechando los acuerdos comerciales con la Alianza del Pacífico?
El cierre de Venezuela ha sido traumático para la industria y agroindustria colombiana, especialmente, para el Valle. Los empresarios han salido a buscar alternativas, incluso, algunos han llegado a África o a Centroamérica. Hoy en día, nuestro principal socio comercial es Ecuador y tenemos una relación bastante profunda con México, Perú y Chile. No obstante, todavía nos falta aprovechar más la Alianza.

En la actualidad, el Valle aporta 9,7% del PIB. ¿Qué sectores son los que están jalonando la economía?
Calculamos que este año nos acercaremos a 10% del PIB porque llevamos cuatro años creciendo más que la economía nacional (2,2% frente a 1,8% en 2017). La industria sigue siendo un jugador importante. Destaca, sobre todo, el comportamiento que ha tenido la construcción. Nosotros no tuvimos una burbuja en la época del boom, por lo que los precios se mantuvieron en niveles estables y el sector ha podido seguir creciendo.

¿Cuáles son las mayores preocupaciones de los empresarios?
Este semestre existe una mejor percepción de la economía. Nadie ve una recuperación rapidísima, pero sí está el sentimiento de que lo peor ya pasó. El calendario electoral añade algo de incertidumbre porque tenemos varios candidatos fuertes pero no hay claridad sobre quién será el vencedor. Eso le agrega mayor preocupación sobre otros temas como, por ejemplo, los regulatorios, laborales, tributarios. También estamos preocupados por la salud económica de países vecinos.

¿A qué sectores están llegando las empresas extranjeras?
En los últimos meses, han aterrizado muchas empresas a la región como la uruguaya Zonamerica o la cadena hotelera Ibis. Está llegando inversión industrial, de servicios o agroindustrial, entre otras, proveniente de países como Japón, China o Brasil. Vemos una gran diversidad reflejo del tejido empresarial muy diverso.

¿Qué nuevos proyectos de bionergía se adelantan por parte de las empresas del Valle?
El próximo 26 y 27 tendremos el Segundo Congreso Nacional de Bioenergía en Cali. Esta energía tiene un potencial muy importante, no solo para aprovechar la abundante tierra, sol y agua, sino también para generar energía eléctrica en todo el país. En el Valle ha habido un gran desarrollo primero con la industria azucarera que tiene 230 megavatios instalados de capacidad de generación, pero lo más interesante es que otras industrias utilicen sus residuos para generar.

LOS CONTRASTES

  • Gladys Barona de CondeDirectora de Fenalco Valle del Cauca

    “El Valle tiene una economía fuerte con una diversidad de sectores. Este año hemos sentido una reactivación, pero no será total hasta que no se aclare el panorama político”.

También, tenemos la primera planta de biogás a partir de aguas residuales; o empresas como Celsia y Gases de Occidente que están abriendo líneas de ecogeneración. El Valle tiene 2% del territorio y genera más o menos 10% de la producción agropecuaria del país.

¿Cuál ha sido el crecimiento del registro de empresas en la Cámara de Comercio?
En los últimos cinco años, el registró aumentó 34% al pasar de 68.000 a 91.000 el año pasado. Son muchas más las que llegan que las que cierran.

En el Doing Business Colombia 2017, Cali se situó en el puesto 30 de 32 ciudades. ¿Qué tan difícil es abrir un negocio en la capital?
En la facilidad para crear empresa, que es lo que corresponde a la Cámara, salimos bien. No obstante, en lo que tiene que ver con el registro de propiedades, licencias de construcción o temas de impuestos tenemos que mejorar y estamos trabajando en ello. La buena noticia es que por primera vez volvimos a crear una Secretaría de Desarrollo Económico, ya hay un doliente para esos problemas.

El perfil
Esteban Piedrahita es economista de la Universidad de Harvard con maestría en Filosofía e Historia de la Ciencia de London School of Economics. Fue asesor del Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), banquero de inversión, editor económico de la revista Semana y director del Departamento Nacional de Planeación entre mayo de 2009 y agosto de 2010. Luego de un paso por le compañía EnDriven, desde 2013 es el presidente de la Cámara de Comercio de Cali.

TEMAS


Cali - Valle del Cauca - Remesas - Inversión