Lluvias dejan 44 familias damnificadas el viernes santo

Colprensa

Las lluvias de las últimas horas produjeron emergencias en Risaralda y Nariño, donde 44 familias han tenido que llevar su propio vía crucis por cuenta del invierno. Las principales emergencias se registran en el municipio de Marsella (Risaralda) donde un vendaval averió 26 viviendas dejando damnificadas a 130 personas.

Las lluvias de las últimas horas produjeron emergencias en Risaralda y Nariño, donde 44 familias han tenido que llevar su propio vía crucis por cuenta del invierno.

Las principales emergencias se registran en el municipio de Marsella (Risaralda) donde un vendaval averió 26 viviendas dejando damnificadas a 130 personas que conforman 26 familias. En Balboa (Risaralda) otro vendaval dejó averiadas 4 viviendas donde habitaban 20 personas.

En el municipio de San Bernardo (Nariño) la emergencia se vivió por cuenta de un deslizamiento de tierra que dejó 14 familias afectadas y sus respectivas viviendas. También en Nariño el aumento de las lluvias provocó el desbordamiento de la quebrada Guanambí sobre el casco urbano del municipio de Barbacoas. Sin embargo, hasta el momento no se han registrado daños materiales.

El director de socorro nacional de la Cruz Roja, César Ureña, explicó que en ninguna de las emergencias registradas el Viernes Santo se han presentado víctimas humanas, lesionados o desaparecidos. No obstante los afectados están siendo atendidos con ayudas humanitarias.

En Ibagué desde el Jueves Santo el 80% de la población está viviendo su propio vía crucis por cuenta de la suspensión del funcionamiento de la bocatoma central que los tiene sin servicio de agua potable.

Según información suministrada por la Dirección de Gestión del Riesgo, la decisión la tomaron las directivas de la empresa de acueducto de Ibagué ante los elevados niveles de turbiedad que registraba el cañón del río Combeima, la fuente que surte de agua a la ciudad. Se espera que la situación pueda ser resuelta a más tardar este Sábado Santo.