Los agricultores de Risaralda perdieron más de $12.000 millones por el invierno

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

La ola invernal de los últimos 18 meses le sacó a los cultivadores de Risaralda una factura cara. Según datos del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), las pérdidas en caña, plátano, chontaduro y otros cultivos superan los $12.000 millones, básicamente, por baja producción y problemas fitosanitarios.

La gerente seccional del ICA Risaralda, Claudia Castaño Montoya, señaló que con la intensificación de las lluvias aumentaron los problemas de plagas y hongos, afectando a unas 23.000 hectáreas sembradas de plátano de las que vivían 10.000 familias de este departamento.

'Se afectaron con sigatoka negra y amarilla, moco y el mal de Panamá. Eso ha disminuido la producción en un 20% de plátano y banano, y representa unos $3.000 millones menos de ingresos para los productores', sostuvo.

Ante esto, el ICA empezó desde agosto pasado a intensificar el trabajo preventivo para el control de plagas y enfermedades con el apoyo de la Gobernación, los municipios, el Comité de Cafeteros y el Sena, en los sitios donde está la mayor parte de las áreas sembradas de plátano. 'La idea es mitigar esos daños, pero se requiere de que los cultivadores estén muy atentos a ejercer el control en el momento debido con prácticas culturales de manejo', sostuvo.

Pero además del plátano en Risaralda, la afectación por el invierno está en la caña panelera, en el cual el ICA estima pérdidas por $4.000 millones en 2011.

Uno de los casos más graves está con el chontaduro, en el que las pérdidas, según Castaño Montoya, llegan a los $5.000 millones. De 1.016 hectáreas sembradas en el municipio de Pueblo Rico, 70% resultó afectado con el picudo, dejando a la localidad sin producción.

'Lo grave es que para volver a tener palma de chontaduro en producción pueden pasar entre 5 y 6 años', indicó.

La opinión

Claudia Castaño Montoya
Gerente ica seccional Risaralda

'Los productores deben ejercer un control más permanente con prácticas culturales en los cultivos para contrarrestar los efectos del invierno en enfermedades y plagas'.