Los cuatro dolores de cabeza de la industria

Colprensa

Las altas tasas de interés, la revaluación, la baja ejecución presupuestal del Gobierno y la menor demanda internacional, son los principales enemigos que tienen hoy los empresarios colombianos, según Luis Carlos Villegas.

Para el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), “las tasas de interés reales son mayores que las de los competidores colombianos y ese costo del dinero hace que las familias demanden menos”, cosa que se refleja en las menores ventas de automóviles.

Villegas agregó que “otro factor adverso es la revaluación, fenómeno que esta afectando al aparato productivo, no solo para su producción local y su producción para la exportación sino para la competitividad de lo importado, pues con la tasa resulta artificialmente barato frente a los costos de lo que se produce nacionalmente. Este sigue siendo el peor enemigo de la recuperación económica”.

La baja ejecución del presupuesto público, principalmente en infraestructura, también está contribuyendo a la desaceleración económica, según la Andi. “Adicionalmente en el tema de regalías, pasamos de un extremo a otro. Hace algunos años estábamos en las piscinas de olas, es decir gastándonos las regalías en cualquier cosa y hoy no nos estamos gastando las regalías en ninguna cosa”.

El único factor externo que inquieta a los empresarios es la menor demanda internacional, que se refleja en las exportaciones industriales y en los precios de las materias primas que se están exportando.

Para Villegas, en la actual coyuntura “con pocas decisiones de política económica se puede enrutar el crecimiento hacia niveles altos”.

Manejable, inmanejable

David Bojanini García, presidente del Grupo de Inversiones Suramericana, consideró que “el fenómeno de apreciación del peso frente al dólar es un factor que no podemos manejar y como empresarios la única solución que tenemos para mejorar nuestra competitividad, aún con un precio de dólar tan bajo, es innovar e invertir en investigación y desarrollo para poder elevar la productividad de las empresas, y el dólar deje de ser un tema prioritario dentro de las estrategias corporativas. Lo que sí se puede hacer es revisar las tasas de interés, porque cuando hay una desaceleración el Emisor revisa las tasas, a la baja, para que la economía no se frene”.

Por su parte, Miguel Echeverri Chavarriaga, director Ejecutivo de Acopi Antioquia, sostuvo que la situación económica en Europa apenas va a empezar a reflejarse en Colombia. “El país no puede tener una economía globalizada para una cosa y una economía blindada para otra, es decir somos o no somos, y lo que está pasando allá lo vamos a sentir acá. De hecho, lo estamos sintiendo ya en temas tan simples como la llegada de inversionistas para ver qué pueden hacer en Colombia”.

TEMAS


Andi