Los empresarios, hoteleros y el comercio viven el trauma del cierre de La Nubia

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Desde el empresario que sale de Manizales a buscar negocios, el hotelero que ha tenido menos ocupación, hasta el comerciante de los locales del aeropuerto, se han visto afectados con la parálisis, que hoy completa siete días, del aeropuerto La Nubia de Manizales, por la emisión de cenizas del volcán Nevado del Ruiz.

Aunque los ejecutivos están casi acostumbrados a los cierres de La Nubia -comunes por factores de clima – y a viajar desde Pereira, que para muchos ya es el aeropuerto de Manizales, los traumas son inevitables; entre otras cosas porque es la primera vez que La Nubia se para una semana completa en su totalidad.

'Salgo a las 5:10 de la tarde a Bogotá por Pereira, tuve que disponer de mucho más tiempo y casi que sale más fácil viajar en bus', dijo ayer el director financiero de Bellota Colombia, Gilberto González, quien a la una de la tarde de ayer esperaba en el aeropuerto su traslado, que lo hace la aerolínea, a Pereira.

Los hoteleros también llevan su parte. Germán Maldonado es el gerente de los hoteles Estelar en Manizales y señala que el impacto mayor está en el viajero corporativo. 'No hay mucho ánimo de venir a Manizales y lo que vimos es que llegan por Pereira, suben un día a Manizales y se devuelven. Es decir, no duermen aquí. Eso hace que tengamos un decrecimiento de 20% en la ocupación solo en los hoteles Estelar', dijo. ¿Y la culpa?. Es de nadie. El estornudo del Ruiz de hace ocho días generó una nube de ceniza que impide las operaciones y ha hecho que desde La Nubia salgan buses (los que llevan los pasajeros a Pereira) en vez de aviones.

'Se debe mirar que las condiciones permitan volar de manera segura. Por lo pronto hoy (ayer) se mantiene el cierre debido a que aún hay presencia de ceniza que puede afectar las aeronaves', dijo el subdirector de la Aerocivil, coronel Carlos Silva.

La opinión

Gloria Cecilia Jaramillo
Comerciante del Aeropuerto La Nubia

'Tengo 11 personas en nómina y la situación ha sido muy dura porque no hay movimiento en el aeropuerto. Las ventas bajaron un 90% y es la primera vez que he visto un cierre tan largo'.