Los gremios estudiarán la conveniencia de importar directamente agroinsumos

Liz Margarita Matías Peña - mmatias@larepublica.com.co

Aunque importar directamente los insumos le representará a los agricultores una disminución de US$75 millones en los costos, algunas voces, a pesar de estar de acuerdo con la medida del Gobierno, aseguran que es necesario analizar con cautela el tema.

Y es que según expertos, el afán por reducir los costos en el campo puede llevar a que se presenten ventas ilegales, malos usos de los materiales y contaminación.

Para el director de Fedearroz, Rafael Hernández, la nueva norma acoge los agroinsumos genéricos, lo que podría traducirse, obviamente, en un menor costo para el productor que los importe, pero al mismo tiempo en un riesgo, pues ante cualquier inconveniente no tendrían con quien quejarse o a quien pedirle ayuda.

'¿Cuando salga algo mal quién responderá, los vendedores de China o de la India? Eso es algo que hay que estudiar, pues por abaratar los costos de producción se puede estar generando un caos en el sector', dijo el dirigente gremial, quien agregó que esa es una situación que normalmente se soluciona con las firmas proveedoras de los productos en el país, pues ellas mismas se encargan de hacer un acompañamiento.

Se espera que la próxima semana algunos gremios se reúnan con el ICA, en donde se plantearán las ventajas y desventajas de la medida. Y es que para Hernández, vale la pena preguntarse si realmente el Instituto está en capacidad de hacer un control a todos los productores que empezarán a importar.

Según el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía, este es un proyecto de resolución al que todavía se le pueden hacer ajustes, de ahí que actualmente esté colgado en la página del ICA y tenga la opción de recibir comentarios de parte de los interesados.

'Con esta iniciativa se apunta a una reducción considerable en los precios, pero no a cualquier precio, por eso se tendrán en cuenta los aportes hechos', explicó Mejía. Agregó que se busca un gana gana para todas las partes involucradas.

En ese sentido, las personas interesadas en la iniciativa podrán hacer aportes hasta el próximo primero de junio, fecha en la que se empezarán a revisar los comentarios para hacer los respectivos ajustes.

Aún así, esta medida podría afectar de manera directa a las empresas importadoras y comercializadoras de insumos para el sector que operan actualmente, pues con una compra directa de parte de los agricultores se estarían eliminando los intermediarios. Según señaló el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, si la industria de agroquímicos y fertilizantes, así como los distribuidores no racionalizan su estructura de costo, disminuyendo la transferencia a los productores los márgenes de intermediación, 'esta será una herramienta de poco uso'.

En riesgo la rentabilidad de las importadoras
A pesar de que el panorama podría mejorarse para los productores que importen sus agroinsumos, esa misma perspectiva no la tienen las compañías importadoras y comercializadoras de los productos, pues el mercado se reduciría. Por ejemplo, empresas como Bayer, que lleva cerca de 40 años en el país produciendo los insumos en una planta en el Atlántico, podría ver una reducción en sus márgenes, pues aunque fabrica la mayoría, hay algunos que tiene que importar. Según datos de la misma empresa, al término del año pasado registró una producción de 12.570 toneladas.

Las opiniones

Juan Camilo Restrepo
Ministro de Agricultura

'Con esta decisión se atienden las múltiples solicitudes de los agricultores y gremios para racionalizar los elevados precios de los insumos, que en el país pueden llegar a representar entre un 20% y 54% el costo de los cultivos'.