Los municipios más pobres recibirán entre $27 millones y $13 mil millones al año

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Ante las críticas de los entes territoriales sobre los pocos recursos que van a recibir por regalías directas, el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, afirmó que estas no se refieren a la repartición de la ‘mermelada en la tostada nacional’. Así mismo, dijo que los 700 municipios más pobres del país recibirán entre $27 millones y $13.000 millones al año.

El funcionario recordó que el Sistema General de Regalías (SGR) es un sistema que toma las regalías del país y las distribuye entre ahorro, ciencia y tecnología y el Fondo de Compensación Regional (FCR) y el Fondo de Desarrollo Regional (FDR).

Las regalías directas son las que reciben los departamentos y municipios productores. Recientemente, Fedemunicipios afirmó que 179 municipios reciben menos de un millón de pesos y hasta algunos como Sopetrán (Antioquia) y Neira (Caldas) recibirán $421 y $564, respectivamente.

Echeverry explicó que esto se debe a que actividades como sacar gravilla genera regalías que, aunque pueden producir pocos recursos, se deben entregar por Ley. 'Las regalías directas en algunos municipios son pocas porque no son mineros y tuvieron alguna actividad pequeña de minería', agregó.

Dentro del SGR, se contempla que del 40% de los recursos asignados al FCR, que tiene por objetivo financiar los proyectos de las entidades territoriales más pobres, el 30% se destinará a los 700 municipios más pobres. Según el Ministro, estos recibirán entre $27 millones y $13.000 millones al año. La asignación de dichos recursos se hace en función de la población, 'premiamos a los más pobres y los que tengan mayor desempleo'. Cada municipio debe presentar proyectos por ese monto cada año.

Las regalías se distribuirán a través de los triángulos de buen gobierno, los cuales están conformados por gobernadores, alcaldes y Gobierno Nacional. 'El propósito de estos es que se decidan entre todos cuáles son las mejores prioridades y cómo ejecutar de la manera más honesta los recursos', manifestó.

El Gobierno está buscando distribuir un 10% del FCR a otros 300 municipios pobres. Echeverry indicó que algunos municipios se quedarían sin estas asignaciones; sin embargo, aclaró que estos entes pueden acceder a los recursos a través del FDR.

'Todo el mundo va a tener acceso a regalías, solo que a los municipios más pobres se les privilegió por el FCR', puntualizó el funcionario. Actualmente, el proyecto de regalías está a la espera de la conciliación en el Congreso, la cual se estima se dará en este periodo legislativo. El titular de la cartera de Hacienda indicó que los triángulos de buen gobierno entrarán en funcionamiento después de que salga la reglamentación del SGR, que está próxima a ser expedida.

Este año, el país contará con $9,02 billones por el concepto de regalías. La estimación inicial para 2012 era de $8,2 billones; no obstante, por el alza en los precios de petróleo van a haber más recursos que los que se habían contemplado en un principio.

Todos estos recursos empezarán a irrigarse después de que el SGR esté reglamentado y los entes territoriales pasen sus proyectos a los triángulos de buen gobierno. 'Estamos en la transición de un sistema que operó por 20 años y uno nuevo. Esto se debe hacer con mucho cuidado, ya que queremos evitar que se malgasten los recursos', indicó.

$30.000 millones para alimento escolar
El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que el Gobierno se comprometió a través de la ley a cofinanciar transporte y alimentación escolar, los cuales se estaban financiando a través de regalías directas. 'Vamos a poner $30.000 millones para cofinanciar eso este año. También vamos a sacar rápido las regalías directas, para que puedan seguir pagando la alimentación y el transporte escolar, que es el caso más grave', aseguró el funcionario . Por otro lado, Echeverry dijo que los proyectos que presentarán los entes territoriales a los triángulos de buen gobierno son ideas que 'si son buenas, regalías le paga la estructuración del proyecto y el estudio de prefactibilidad', con el fin de 'igualar a los pobres y a los ricos'.