Los proyectos financiados con recursos de regalías que causaron daños patrimoniales

La Contraloría General de la República dio a conocer cinco casos.

César D. Rodríguez Flórez - cdrodriguez@larepublica.com.co

Luego de hacer un examen al sistema la Contraloría General de la República (CGR) dio a conocer preocupantes conclusiones en cuanto a cinco proyectos que fueron financiados con recursos de regalía que se volvieron problema y generaron cuantiosos daños patrimoniales.

A través de un comunicado la entidad reveló que durante los últimos años en Colombia se han invertido recursos significativos  en proyectos que no apuntan al cumplimiento de los objetivos de política de las regalías o que no son sostenibles, tienen serios problemas de calidad y de planeación, o han terminado engrosando las filas de los “elefantes blancos”.

A pesar de haber pasado por todo el proceso de verificación, revisiones en mesas técnicas, conceptos sectoriales etc, estas obras han dado lugar a elevados detrimentos patrimoniales y las consiguientes investigaciones de CGR.

Así ha sucedido con la Construcción del Ecoparque el Santísimo en Santander, la Vía de La Prosperidad en Magdalena, la Construcción del nuevo terminal de pasajeros de Tunja, la compra de predios para los Juegos Nacionales en el Chocó y la construcción de un tanque de almacenamiento en Sincelejo, claros ejemplos de proyectos con diversos problemas y considerables sumas de detrimento patrimonial, dice la entidad en su texto.

Sobre cada uno de estos proyectos, estas fueron las conclusiones que encontró la entidad:

Ecoparque El Santísimo

Un primer caso emblemático es la aprobación del proyecto para la Construcción del Ecoparque El Santísimo en Santander.

Este proyecto es el de mayor valor ($43 mil millones) aprobado para Santander en el OCAD Regional Centro Oriente, y su pertinencia ha sido cuestionada en la región.

En el proceso auditor que realizó la CGR a la obra del Santísimo, en 2015, encontró hallazgos con presunta incidencia fiscal ($2.090 millones) y penal. Se cuestionó que la obra sería administrada y operada por una persona jurídica privada, lo cual no garantiza el fin social del Estado; y se evidenciaron los problemas de pertinencia, pues el proyecto no se ajusta a las necesidades ambientales y económicas de la población; se prefirió el cumplimiento de metas de carácter económico y turístico, dejado de un lado las verdaderas necesidades básicas y de inversión sectoriales de la población santandereana.

Vía de La Prosperidad

Otro caso, especialmente relevante es el proyecto conocido como la Vía de la Prosperidad, Mejoramiento de la vía Salamina (Guaimaro) – Remolino – Sitio Nuevo (Palermo), aprobado por el OCAD Caribe al Departamento del Magdalena, que tiene un valor total que supera los $400 mil millones, de los cuales con regalías se financiaron $200 mil millones.

Es el proyecto más grande del SGR, y fue aprobado por el OCAD regional del Caribe en 2012. Ha tenido varias suspensiones y la CGR encontró un posible detrimento patrimonial por $32.616 millones.

Nuevo Terminal de Pasajeros de Tunja

El proyecto más grande aprobado al Departamento de Boyacá por el OCAD Regional Centro Oriente, la Construcción del nuevo terminal de pasajeros de Tunja, por valor de $46.382 millones, también ha presentado problemas de planeación que derivaron en un posible detrimento patrimonial del orden de $5.000 millones.

En el Chocó: predios y diseños para unos Juegos que no se realizaron

En el Chocó, se aprobó como proyecto, a través de OCAD Regional Pacífico, la “Adquisición de predios; estudios y diseños para la construcción y/o adecuaciones de instalaciones deportivas para los XX Juegos Nacionales, en 4 Municipios de Chocó”, por valor de $11.222 millones.

Llama la atención a la CGR que un proyecto consista solamente en adquirir un predio y diseñar una obra, que no se pudo realizar puesto que, aunque se aprobó el cambio del uso del suelo de rural a urbano, no tenía acceso a servicios públicos. El gobierno departamental se quedó simplemente con un predio comprado y unos diseños que no se utilizaron.

También en Chocó, se aprobó la construcción de un centro de salud por un poco más de siete mil millones, que no pudo entrar en funcionamiento, lo cual dio lugar a un hallazgo fiscal por el valor total de proyecto.

En Sucre: un tanque lleno de incertidumbre

En Sucre un proyecto orientado a la construcción de un tanque de almacenamiento de 8000 m3 en Sincelejo, por $16.215 millones, fue aprobado en el OCAD Caribe. El objetivo del proyecto es que, a través de esta solución, Sincelejo pudiera contar con suministro de agua las 24 horas; una de las necesidades más sentidas.

La obra que empezó en 2014, debía estar terminada en 2015, pero no ha concluido aún. Y la Asociación de usuarios y defensores de servicios públicos ya han alertado que aunque termine no se cumplirá el objetivo. Claramente, una necesidad de tal magnitud, en una capital de departamento, ameritaba una mejor solución.

A propósito de los recurrentes casos de proyectos de regalías que se quedan a medias, inconclusos o generan inversiones innecesarias, el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, instalará este jueves en Bogotá, el Seminario “Evaluación y Perspectivas de Reforma al Sistema General de Regalías”, que contará con la participación de 5 Gobernadores y será clausurado por el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría.

El Contralor hará un enérgico pronunciamiento sobre el tema y planteará la necesidad de buscar soluciones urgentes a los distintos problemas que enfrenta el actual Sistema General de Regalías.

TEMAS


Contraloría - Regalías - Colombia - Patrimonio