Madres comunitarias mayores de 65 años recibirán renta vitalicia

Colprensa

Las mujeres que han dedicado su vida a la atención de los Hogares Comunitarios y que hoy son mayores de 65 años, tendrán derecho a una renta vitalicia. Así lo anunció el director del ICBF, Diego Molano.

Molano explicó que el anuncio se oficializará mediante un decreto que se expedirá antes de que culmine el 2012. Ese decreto hace parte de un documento Conpes que publicará el Ministerio de Trabajo este miércoles.

La medida beneficiará a 3.000 madres comunitarias que se han dedicado al cuidado de menores de cinco años a través del programa de los Hogares Comunitarios del ICBF, pero que están en edad de retiro y no cuentan con una pensión o ahorros para mantenerse.

El objetivo es que las madres empiecen a recibir esta renta vitalicia desde el 2013. El monto asignado oscila entre 215.000 y 280.000 dependiendo del tiempo de servicio y el tiempo que haya cotizado.

Cabe resaltar que el decreto cobija a las madres comunitarias que tienen más de 65 años. Para las mujeres que están próximas a cumplir esta edad y que no tienen un ahorro para mantenerse, el Gobierno expedirá otro decreto que ayudará a solventar sus necesidades. 

Las madres comunitarias son importantes

De las 77.000 madres comunitarias que hay en todo el país, 5.000 ya hacen parte de la estrategia De Cero a Siempre, con la cual se busca mejorar la atención de los menores de cinco años a través de centros de desarrollo infantil.

Aunque un grupo de madres comunitarias ha argumentado que la estrategia dejaría por fuera sus servicios, Molano reiteró que la intensión del programa es mejorar la calidad de la atención que reciben los niños y cualificar el recurso humano que está a cargo de estos menores de edad.

De hecho, 27.000 madres comunitarias fueron capacitadas por el Sena y hoy cuentan con un título técnico en primera infancia. La proyección que hace Molano es que se logren vincular este número de mujeres a la estrategia De Cero a Siempre y que las restantes continúen laborando desde sus hogares.