Mercado apuesta por un PIB cercano a 5% este año

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Recientemente, la entidad financiera Morgan Stanley elevó su pronóstico de crecimiento de 2012 para Colombia de 4,1% a 6,7%. El salto, que sorprendió hasta al mismo presidente Juan Manuel Santos, se apoya en la dinámica demanda doméstica.

Para algunos, la cifra es ambiciosa; para otros, no es descabellada, pero el mercado se pone de acuerdo en afirmar que la economía se moderará y se desacelerará en 2012 frente a 2011, cerrando el año con una tasa promedio cercana a 5%.

Los cambios en sus pronósticos se dieron teniendo en cuenta el robusto crecimiento de la demanda interna y la reducción de los riesgos externos. Morgan Stanley identifica tres elementos dentro de las dinámicas macro domésticas que corroboran los movimientos del Banco de la República para endurecer su política monetaria. El primero: el riesgo de recalentamiento.

El crecimiento de la economía, según Morgan Stanley, está impulsado por la demanda doméstica que creció a un ritmo promedio cercano a 9% anual en el segundo y tercer trimestre de 2011, con una fuerte contribución del consumo privado y una aún más fuerte de la inversión.

Según el reporte, el consumo y la inversión tuvieron crecimientos significativos a final de 2011 y continuarán así este año, sin signos a la vista de desaceleración. Entre los elementos que sustentan esto, la entidad resalta la confianza al consumidor, la cual se mantiene en niveles históricos, sugiriendo que continuará fortalecido el consumo privado.

'Con un crecimiento potencial de 4,5%, el PIB creciendo a un ritmo de 7% en recientes trimestres aumentan los riesgos de que la economía se recaliente, generando una presión inflacionaria impulsada por la demanda'. Los otros dos elementos son las preocupaciones de una burbuja en los precios de los activos y el riesgo del desanclaje de la inflación del target del Emisor. El crecimiento de 6,7% vendría acompañado de una inflación de 4,1% y una tasa de interés de 6%.

Frente a este escenario donde se prevé una inflación por encima del rango meta del Emisor y presiones de demanda fuertes, el mercado colombiano plantea uno más moderado.

Diana Güiza, analista de Corredores Asociados, afirmó que dicha moderación estaría explicada por el efecto de la política monetaria contractiva que se viene implementando desde febrero de 2011.

'La demanda interna es sin duda la protagonista del crecimiento', dijo la experta. No obstante, en el tercer trimestre de 2011 se empezó a observar una desaceleración en el consumo de bienes durables, la cual se mantendría en 2012. Con los aumentos en la tasa de interés se esperaría que el consumo se modere. Esta moderación, sin embargo, no es negativa. El Banco busca con la política monetaria que hayan crecimientos sostenibles en el largo plazo, con una tasa de inflación estable y una tasa repo coherente con esos objetivos.

El gerente general del Emisor, José Darío Uribe, lo explicó en la última reunión de la Junta Directiva: 'con esta medida (aumentar la tasa a 5,25%) buscamos que se genere un crecimiento del producto y del empleo, no solamente un trimestre de un año, sino crecimientos altos por periodos que pueden ser prolongados, que la situación macroeconómica no venga acompañada de excesos de endeudamiento y de gastos que terminen en crisis'.

Daniel Velandia, director de Investigaciones Económicas de Correval, dijo que un PIB de 6,7% 'no es descabellado'. 'Tenemos de pronóstico 4,6%, con un claro sesgo al alza. Pero no hay que pecar de exceso de optimismo, ya que el contexto externo puede jugarnos una mala jugada', agregó. Para el experto esa tasa implicaría no creer en el Banco Central, el cual está trabajando para que la economía no crezca más allá de su potencial, que estaría entre 4,5% y 5%, y así no generar presiones inflacionarias.

El crecimiento en 2012 estaría impulsado también por la minería y la construcción. Según Patricia González, analista del Banco de Bogotá, uno de los principales riesgos que no permitirían que se materialice un crecimiento de 5% sería el retraso en aquellas obras.

Stephen Keppel, editor económico de Noticias Univision, afirmó que el pronóstico de Morgan Stanley es creíble, ya que Colombia viene creciendo a ritmos de 7%, sustentados en la minería y el consumo doméstico. No obstante, el experto dijo que esta no es una tasa sostenible para el país y existe el riesgo de recalentamiento. 'Si se maneja correctamente por parte de la autoridad monetaria y del Ministro de Hacienda, la economía podría tener un aterrizaje suave'.

Las opiniones

Diana Güiza
Analista de Corredores Asociados

'Una tasa de 6,7% es un poco ambicioso. Para 2012 estamos percibiendo un crecimiento de 4,8% con moderación por efecto de la política monetaria del Banco de la República'.

Nader Nazmi
Director de Investigaciones Económicas BNP Paribas

'El crecimiento de la demanda interna se desacelerará este año y por esto la economía crecería a un menor ritmo que en 2011, aunque el contexto externo sea más favorable'.