Migración Colombia quiere cambiar la cara de la atención a los viajeros

Colprensa

Hace siete meses empezó una nueva realidad para los 34 puestos en los que se controlan las entradas y salidas del país. Migración Colombia fue la entidad autónoma, pero adscrita al Ministerio de Relaciones Exteriores que recibió las funciones de autoridad en vigilancia y control migratorio y de extranjería, que antes prestaba el cuestionado DAS.

Sergio Bueno Aguirre, escogido por la canciller, Ángela Holguín, para ser su primer director ha diseñado en este tiempo las condiciones de un organismo de carácter civil que se pueda encargar de administrar los puestos de control migratorio y saber qué pasa con los extranjeros presentes en el territorio nacional. Gracias a su experiencia en el tema, ganada incluso en el proceso de liquidación y cierre del DAS, Bueno entiende hoy que el principal objetivo de la entidad es darle prioridad al servicio y la atención a los nacionales y extranjeros que cruzan las fronteras nacionales.
 
Tras meses de idear la nueva entidad, Migración Colombia empieza a ser visible para los colombianos (de hecho, pronto habrá una campaña masiva en medios de comunicación). Esta es una radiografía de la nueva entidad de control fronterizo:
 
Historia
“Hoy hay gente que todavía habla del DAS”, comenta Sergio Bueno. La realidad es que Migración Colombia existe, por lo menos en el papel, desde el 31 de octubre de 2011, cuando se aprobó el decreto ley que dictó su operación.
 
Fueron las cifras del departamento encargado de la administración de la seguridad en Colombia, sobre los flujos migratorios, las que impulsaron al Gobierno a tomar la decisión de crear una agencia especializada en el tema. Dos meses de transición tuvo que esperar el equipo entre la divulgación de la norma y la puesta en marcha del proyecto, tiempo durante el cual trabajó para garantizar la excelente prestación de todos los servicios.
 
La ministra de Relaciones Exteriores, Maria Ángela Holguín, le propuso a Sergio Bueno, encargado del estudio técnico, posesionarse como el director de la entidad. Así, Migración Colombia entró a operar el primero de enero pasado.
 
Misión
Si bien su predecesora veía la extranjería como la primera línea de defensa nacional, Migración Colombia sigue la tendencia mundial migratoria de darle primacía al servicio desde la actitud y disponibilidad del servidor público. La canciller Holguín apoya esa misión de profundizar cada día más en la atención tanto a extranjeros como a nacionales.
 
Esta Unidad Administrativa Especial cuenta con un presupuesto de once mil millones de pesos para procesos de tecnología y capacitación sobre normatividad internacional, reglas migratorias, procedimientos y funciones de Policía Judicial. Además, lleva meses revisando los trámites a su cargo, para simplificarlos y los mejorar tiempos de atención, al tiempo que incrementar los puestos de control.
 
Tanto el director como su asesor, Jorge Armando Riaño, coinciden en que es fundamental hacer cada día más notoria la presencia de la unidad por medio de un capital humano suficientemente preparado, enfocado hacia el servicio humano y la optimización de los tiempos de atención; por ello sus capacitaciones incluyen manuales de transparencia.
 
“Cuando uno mira la región se da cuenta de que Colombia y Panamá se han convertido en la puerta de entrada y salida de todo el continente”, manifiesta Bueno. Por eso mantiene conversaciones con autoridades migratorias de los países vecinos y con bloques económicos como MERCOSUR, con el fin de integrarse y avanzar en el fortalecimiento de los controles de los extranjeros.
 
Función y servicios

Migración desarrolla funciones de Policía Judicial en coordinación con la Fiscalía y la Dijín, que le brindan apoyo durante la investigación criminal. Sus oficiales son peritos experimentados, dactiloscopistas, grafólogos y documentólogos.
 
Convenios con la Policía permiten articular operaciones conjuntas de control y vigilancia de extranjeros. Optimizan los procedimientos cuando alimentan sus bases de datos con información de empresas, universidades y hoteles que tienen la obligación de reportarles sus listas de extranjeros y la situación en que se encuentran (estudiantes, empleados, turistas, etc.) para verificar que su estadía sea legal.
 
Su concejo directivo, integrado por la Cancillería, Mindefensa, Mincomercio, Mintransporte y un representante de la Presidencia, se encarga de aprobar los planes y el presupuesto de inversión. La entidad cuenta con 11 direcciones regionales, 16 centros facilitadores de servicios migratorios y oficinas de apoyo distribuidas por todo el país.
 
La labor principal de sus oficiales es revisar los antecedentes, documentos e identidad de la persona que entra o sale del país. De incumplirse alguna de estas condiciones, se procede a la detención y posteriormente al traslado a las autoridades competentes.
 
A través de tres unidades Migración Colombia ofrece los servicios de autorización de salida y entrada, publicación de informes estadísticos, certificaciones, análisis migratorio y medidas administrativas como deportaciones, expulsiones y sanciones.
 
Estas son: Control migratorio, quien registra la entrada y salida de tripulantes (en cooperación con la INTERPOL); Extranjería, que se encarga de expedir documentos y administrar las bases de datos que han consolidado gracias a los convenios en información y Verificación migratoria, que revisa independientemente los casos que tienen irregularidades.
 
Las medidas de cambio
Según los datos que empieza a recoger la entidad, hay un claro incremento migratorio, resultado del reforzamiento de las relaciones bilaterales y los tratados de libre comercio, entre otros factores. Lo cierto es que cada día hay más extranjeros en nuestro país y también los colombianos viajan más hacia el exterior.
 
“La realidad es que cada día uno tiene que ejercer un mayor control migratorio, especialmente en las fronteras”, asegura el director en la entidad, que ha diseñado, junto con su equipo, proyectos que buscan facilitar ese tránsito. Estos son algunos de los proyectados:
 
1. Trámite para la cédula de extranjería: Bastará con un reconocimiento de huella para recibir la cédula de extranjería. Migración Colombia recibirá información de la Cancillería para confirmar los datos y adelantar el proceso. Eso si, el documento tendría fecha de vencimiento, lo que serviría para actualizar la información constantemente. Otros trámites como este podrían integrarse en el futuro a la organización.
 
2. Sistema web: Dentro de un mes será posible solicitar en línea la condición migratoria, los movimientos migratorios y hacer el registro de visas. Gracias al Decreto 0019 de 2012 se prestará un servicio a través de internet con una plataforma tecnológica que permita, entre otras cosas, pagos electrónicos y solicitudes de procesos.
 
3. Sistema biométrico: La implementación de este método permitirá acceder a bases de datos sólo con escanear la huella digital de la persona.
 
4. Migración en línea: Es un sistema que permitirá recibir información de los inmigrantes antes de que lleguen al territorio nacional, por medio de la cooperación de aerolíneas, transportadoras terrestres y marítimas que envíen los datos de los viajeros antes de partir hacia Colombia. Así se adelantarán los procesos de seguridad y se consultarán los antecedentes, de manera que cuando lleguen los extranjeros, los oficiales solo se centren en quién pueda significar un riesgo.
 
5. Migración automática: A futuro se podrán levantar puestos de control en aeropuertos de salida, con la ejecución del programa ‘Viajero frecuente’. Consiste en la acreditación de una tarjeta voluntaria que pagará el colombiano que desee disfrutar del servicio. Cuando viaje al exterior sólo tendrá que presentarse en el módulo, deslizar su tarjeta, hacer un reconocimiento biométrico o facial y ver como se abre la esclusa frente a sí para pasar.
 
6. Equipos móviles: Los oficiales tendrán a su disposición equipos móviles conectados al sistema web que permitan el reconocimiento de la huella digital para verificar los datos y la lectura mecánica de pasaportes.
 
7. Pasos obligatorios: En Paraguachón (La Guajira) se instaló un puesto de control obligatorio para que todo extranjero que cruce deba presentar sus documentos sin excepción. “Actualmente en los puestos que hay sólo pasa el que necesita que le pongan su sello de permiso, el que no, sigue de largo”, cuenta Sergio Bueno. El objetivo es fortalecer los controles y la presencia de la institución.
 
Resultados a futuro
 La entidad, para su primer aniversario, en octubre de este año, entregará los resultados de un estudio general sobre la migración laboral: qué extranjeros llegan, de dónde vienen y en qué áreas están trabajando. Además, tiene proyectado para noviembre un encuentro de agencias migratorias de Iberoamérica, en el cual se asumirá el tema de la trata de personas y los métodos para articular los programas en contra, con apoyo de la ONU.
 
“Nuestra estrategia es tratar de que todo funcione. Aquí el control migratorio es de 24 horas todos los días, nunca se cierran los aeropuertos, la frontera esta siempre abierta”, explica Sergio Bueno, quien enfatiza en que “cuando un oficial pone un sello está verificando muchas cosas en 50 segundos”.
 
Estadísticas

Entre enero y junio de 2012 se realizaron 4.424.061 flujos migratorios, con un crecimiento del 14.02% frente al mismo periodo del año pasado. Sin embargo estas cifras no están individualizadas, por eso, uno de los principales retos es saber con exactitud cuántas personas entraron y salieron del país, en qué calidad, desde qué destinos, en qué fechas, cuántas permanecen en Colombia.
 
En una relación de 60 a 40 se encuentra el total de flujos migratorios entre colombianos (2.797.525) y extranjeros (1.626.809). Aún así sólo se registraron 53.549 trámites y servicios migratorios, de los cuales 21.026 corresponden a cédulas de extranjería, es decir, el 39,26% de los extranjeros han adquirido derechos civiles como colombianos.
 
Las estadísticas revelan que ha aumentado la presencia de extranjeros. Sus datos además alimentan a las autoridades políticas que se apoyan en esta información para tomar decisiones. Y gracias a sus informes mensuales sobre trata de personas, fenómenos migratorios, tráfico, turismo y trabajo aportan a entidades enfocadas en seguridad y Derechos Humanos.
 

TEMAS


Colombia