Minhacienda bajó su estimación de crecimiento para primer trimestre a 4,5%

Colprensa

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, redujo su estimación de crecimiento de la economía para el primer trimestre, por un dato negativo de inversión en obras civiles.

Echeverry bajó su previsión de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) a 4,5% para el periodo comprendido enero y marzo, desde 4,8%.

Además, el funcionario aseguró que el país está en capacidad de implementar una política contracíclica en el caso de que se requiera para dar soporte al crecimiento de la economía ante el eventual impacto de una crisis internacional.

Al mismo tiempo abrió la posibilidad de que la economía se expanda cerca de un 4,8 por ciento este año, por debajo de la meta del Gobierno, de al menos un 5 por ciento.

"La caída de infraestructura, que yo esperaba que fuera aumento, no caída", dijo Echeverry en un foro sobre perspectivas económicas, en Bogotá.

El ministro resaltó que los sectores que habrían impulsado el crecimiento fueron el de minas y energía, comercio, transporte y bancario, respaldados por el consumo de los hogares, inversión y exportaciones.

"Estos no son números estrambóticos, son números bastante razonables, que si nos encontramos en esa vecindad nos deberíamos dar por muy bien servidos", afirmó Echeverry.

El país se expandió 5,9% en 2011, su mejor desempeño de los últimos cuatro años, en medio de un escenario de bajas tasas de interés, amplia liquidez y menor desempleo.

Por su parte, el director ejecutivo de Fedesarrollo, Leonardo Villar, señaló que para 2012 el crecimiento económico del país podría caer por el entorno internacional y dejó la proyección del centro de estudios en 4,8% para este año.

Los anuncios se hicieron en el marco del Congreso de Anif, que se realiza en Bogotá.

¿Medidas contracíclicas?
En tanto, Echeverry aseguró que el país está en capacidad de implementar una política contracíclica en el caso de que se necesite para dar soporte al crecimiento de la economía ante el eventual impacto de una crisis internacional.

"Por si las cosas afuera se ponen complicadas se puede cambiar la política monetaria, (…) de liquidez sobre la economía, tenemos la capacidad sin arriesgar la inflación", declaró.

El país ha reducido en los últimos dos años su déficit fiscal, e incluso en el primer trimestre habría arrojado un superávit, alentado por la disminución de su endeudamiento y el sobre recaudo de impuestos.

Además, desde marzo el Banco Central detuvo sus alzas en la tasa de interés de referencia, después de que entre febrero del 2011 e igual mes de este año las incrementó en 225 puntos base hasta el actual 5,25%.

"En la junta del Banco de la República hemos hablado que tenemos la capacidad de tener un cambio de política importante si se necesitara, Dios no lo quiera", dijo Echeverry.

"Del lado fiscal (…) si las circunstancias se ponen mal, si los recaudos cayeran se puede tener un déficit que se amplíe, o sea que tenemos la capacidad fiscal y monetaria de tener política contracíclica si el ciclo se afectara, de demanda tanto fiscal como monetaria para dar soporte al crecimiento cercano al 5%", concluyó.

TEMAS


Fedesarrollo - PIB