“No me enriquecí con la emisión de los ‘Bonos Agua’ ni empobrecí a municipios”

Tomada de Twitter: @MinHacienda

El Ministro de Hacienda explicó en una carta de cinco puntos cada una de las denuncias hechas por el periodista Daniel Coronell

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

La próxima semana, el martes, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, está citado a un debate de control político en el Congreso, en el que tendrá que responder a una veintena de preguntas hechas por el senador Jorge Robledo sobre su participación en los ‘Bonos Agua’ y el papel de la que fue su empresa, Konfigura Capital, en esta operación.

Como un abrebocas, el ministro ya dijo, en una carta (ver archivo adjunto) dirigida a la opinión pública y en la que responde a la columna de este fin de semana del periodista Daniel Coronell en la revista Semana, que no se enriqueció con los ‘Bonos Agua’ y que no empobreció a los municipios.

Aunque Coronell volvió a sacar a la luz el tema, desde 2014 el ministro viene dando explicaciones sobre los bonos mencionados.

En febrero de ese año, en El Espectador, Alberto Donadio escribió que los ‘Bonos Agua’, creados luego de una reforma constitucional promovida, según el columnista, por el entonces ministro Carrasquilla, sirvieron para “empobrecer a 117 municipios” y para “enriquecer a Carrasquilla”, ya que de acuerdo con las cuentas de Donadio, Konfigura Capital logró ingresos de $14.000 millones anuales por estas operaciones.

¿Qué eran los ‘Bonos Agua’?
Los ‘Bonos Agua’ o “Bonos Carrasquilla”, como también los llama Donadio, fueron una herramienta creada bajo la premisa de financiar a largo plazo la construcción de proyectos de agua y saneamiento básico de los municipios, teniendo como garantía los recursos que el Gobierno gira para tal fin a los entes territoriales a través del Sistema General de Participaciones. En 2014, el gobierno del presidente Santos hizo una recompra de estos bonos mediante Findeter, con la idea de aliviar el bolsillo de los entes territoriales y hacer más suaves las condiciones financieras.

En ese momento, de acuerdo con las cuentas de Donadio, las obras de al menos 40 de los municipios que utilizaron esta herramienta estaban en condiciones precarias.

En las columnas de Coronell y Donadio, los periodistas dicen que estos bonos fueron creados gracias a una reforma constitucional de 2007, que de acuerdo con Coronell permitió a los alcaldes “empeñar recursos futuros y adelantar la recepción de esos dineros pagando una tasa de interés a un intermediario”.

En su respuesta, el ministro Carrasquilla explica que lo aprobado en el acto legislativo 04 de 2007 fue de “vital importancia”, y agregó que lo que se hizo en ese entonces fue “(determinar) que los recursos destinados al Sistema General de Participaciones aumentaran de forma real en un porcentaje igual al de la tasa de inflación causada en el año anterior, más una tasa de crecimiento real de 4% durante los años 2008 y 2009, una tasa de crecimiento real de 3,5% para el año 2010 y entre el año 2011 y el año 2016 una tasa de crecimiento real de 3%”.

Por eso, el ministro indicó que “es absurdo pensar que la política pública generada por el Ministro de Hacienda y aprobada por el Congreso, que dota a las entidades de más recursos para salud, educación y agua potable, se efectuó con un interés mezquino de enriquecerse”.

En el cuestionario enviado al ministro, el senador Robledo le pregunta por qué estos bonos no estuvieron de acuerdo con lo establecido por la Ley 358 de 1997, que desarrolla el artículo 364 de la Constitución, el cual establece que la deuda de las entidades territoriales “no podrá exceder su capacidad de pago”.

A esa pregunta, el ministro Carrasquilla responde diciendo que el Ministerio de Hacienda tenía las manos atadas, ya que “ninguna de las entidades certificó que estuviera superando los límites (de endeudamiento) mencionados (en la Ley 358 de 1997) y que, de acuerdo con la norma, esa es la única condición que habilita la intervención del Ministerio de Hacienda para aprobar créditos. No era necesario que las entidades territoriales tramitaran solicitudes de autorización ante esta Cartera (…) en lo que respecta al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, resulta claro que se siguieron los lineamientos establecidos en la ley, dentro de los cuales no correspondía cuestionar la legalidad de las actuaciones de las otras partes”.

Otro de los temas que se discute sobre dichos bonos es que las tasas de interés eran demasiado altas, al punto que el senador Robledo dijo en La FM que eran “leoninas”. Según lo establecido por Coronell y Donadio, a los municipios se les cobraba una tasa de interés de UVR + 11 puntos, mientras a los inversionistas se les pagaba UVR+ 8 puntos, siendo esa diferencia la ganancia de Konfigura Capital, de acuerdo con los columnistas.

Aunque el ministro Carrasquilla no habló de las tasas de interés de estos bonos en ninguna de las respuestas oficiales emitidas hasta el momento, sí lo hizo en una de sus columnas en el diario El Espectador en 2014, publicada un par de semanas después de la de Donadio.

En el artículo, el ministro explicaba que si las tasas de interés eran altas, era debido a que los inversionistas veían en los “Bonos de Agua” un riesgo grande, como consecuencia de que funcionarios del gobierno central los estaban “petardeando”. “Es como si los inversionistas hubieran anticipado el manotazo que, contra el viento y la marea de la ley y el ordenamiento vigente, les iban a pegar”, explicaba el ministro hace cuatro años.

Además, el ministro lamentaba que se hubiera acabado con el programa y decía que se hacía un gran daño institucional al país, y que los inversionistas internacionales que tuvieran intención de entrar a financiar proyectos de infraestructura en Colombia seguramente no verían con buenos ojos lo que se estaba haciendo con dichos instrumentos.

El papel de Konfigura Capital
En la quinta pregunta del cuestionario del senador Robledo, el congresista le pide al ministro Carrasquilla que explique lo que ha sido su actividad profesional desde que dejó el Ministerio en 2007, a lo que Carrasquilla responde que su primer año fuera de la entidad pública tuvo muy poca actividad comercial, lo que lo obligó a “ampliar la hipoteca de su apartamento”, debido a que su principal actividad fue acompañar a su hijo, Lucas Carrasquilla, quien tuvo que ser tratado en Londres ante la recurrencia de una “grave enfermedad”.

En marzo de 2008, explica Carrasquilla, se configuró Konfigura Capital, empresa de la que fue socio hasta 19 de julio de este año, fecha en la que cedió sus acciones (sin cobrar por ello) a Lía Heenan, quien había sido presidente de la Central de Inversiones S.A. (Cisa) cuando Carrasquilla fue ministro. Según explicó el funcionario, Konfigura está actualmente en proceso de liquidación.

El ministro explicó que Konfigura empezó a gestarse en octubre de 2007, cuando se juntó con Andrés Flórez, quien había sido director de Regulación Financiera del Ministerio de Hacienda y director de Fogafin (también cuando Carrasquilla era ministro de Hacienda), con el fin de asesorar la llegada de recursos de inversionistas estadounidenses interesados en invertir en infraestructura en Colombia. “Como consecuencia de este contrato se crearon dos sociedades: Navemby Investments Group Inc. en Panamá y Konfigura Capital Ltda. en Colombia”.

El papel de Konfigura, de acuerdo con la explicación del ministro, no fue distinto al de asesorar la estructuración de estos bonos, y Carrasquilla es insistente en que la entidad no actuó como inversionista.

“Los préstamos fueron otorgados por Alianza Fiduciaria S.A. como vocera del “Grupo Financiero de Infraestructura 2008-1” y “Grupo Financiero de Infraestructura 2010”, por lo que las relaciones contractuales se desarrollaban entre Alianza Fiduciaria S.A. y las entidades territoriales. En ese sentido, se reitera que la participación de la sociedad Konfigura Capital de la cual era socio, fue la de asesora de la emisión, como lo fueron también otras entidades”, explicó Carrasquilla.

Con eso, en lo que hace énfasis el ministro es que Alianza fue el prestamista, no Konfigura, y que los bonos a los que se hace referencia no fueron emitidos directamente por las entidades territoriales.

Las cuentas hechas por Donadio y explicadas por Robledo y Coronell, hablan de que Konfigura habría obtenido ingresos de $14.000 millones anuales durante la vigencia de los ‘Bonos Agua’, algo a lo que el ministro no contestó en el marco del cuestionario que le hizo el senador Robledo, debido a que legalmente no está autorizado a entregar la información solicitada.

La otra sociedad, Navemby Investments Group Inc., dice Carrasquilla, fue creada para traer los recursos de los inversionistas al país, debido “a la prohibición establecida en la regulación colombiana en materia cambiaria de mantener cuentas en dólares”, y no para llevar dinero de Colombia a Panamá, a lo que agregó que los honorarios que cobró por las asesorías en la estructuración de los bonos “se facturaron y se pagaron en Colombia”.

Con todo esto, el ministro explica que su papel en el tema de los ‘Bonos Agua’ fue solo de asesor, que la regulación que permitió su creación fue establecida nueve meses después de su salida del ministerio, y que la sociedad creada en Panamá fue utilizada exclusivamente para traer recursos al país, y no para sacarlos. A pesar de eso, aún hay dudas sobre asuntos como la presunta vinculación de la firma Navemby con el alcalde de Nuevo Chimbote (Perú), quien tenía casi medio centenar de procesos judiciales en su contra, denunciada por Coronell; y el senador Robledo no descartó en La FM que se pida una moción de censura contra el funcionario.

TEMAS


Iván Duque - Alberto Carrasquilla - Daniel Coronell - Bonos - Jorge Robledo - Publicaciones semana