Moody’s no se pronunciará sobre la calificación de Colombia hasta 2019

Bloomberg

Calificación del país es Baa2 con perspectiva negativa

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Durante la primera conferencia anual de Moody’s Inside Latam, Mauro Leos, director administrativo del servicio de inversiones la calificadora, expuso las preocupaciones que inquietan a los analistas sobre las perspectivas a futuro de la economía colombiana, por lo cual aseguró que la compañía de riesgo revisará un conjunto de cuestionamientos que han identificado antes de pronunciarse nuevamente sobre las expectativas de crecimiento del país.

El analista expresó que, a futuro, las inversiones en infraestructura, la continuación de la implementación del proceso de paz, el impacto de los choques externos sobre los commodities y la confianza inversionista determinarán el crecimiento nacional. “Nosotros estamos ahorita conservadores, eso se traduce más o menos en 3%”, comentó sobre el panorama del próximo año.

Aunque Moody’s aseguró que no se pronunciará hasta mediados de 2019,  con lo que mantendrá su panorama de calificación de Baa2 con perspectiva negativa para Colombia, Laos detalló que el bajo crecimiento en infraestructura es un tema sobre el cual deberá trabajar la próxima administración, especialmente con las inversiones actuales con 4G, y que “el nuevo gobierno va a arrancar con una carga de deuda e intereses más elevada”, pues a pesar de que las tasas de interés continúan siendo bajas se aumentó la carga de intereses.

El analista de riesgo crediticio resaltó el hecho de el país es el cuarto países de la región que es más inflexible en su gasto fiscal por lo que será más difícil ejecutar ajustes en sus cuentas. “En el caso de Colombia hay un elemento de rigidez presupuestal, aun queriendo no va a poder ajustar gastos, entonces tendrá que trabajar desde los ingresos”, por lo que indicó que Moody’s no ve “tan viable” la posibilidad que plantea del Gobierno de que el déficit fiscal sea inferior a 2%.

Finalmente, Leos se refirió al panorama electoral en el que está el país. Según el analista, la calificadora espera ver cómo interpretan los inversionistas la información política y cómo afecta las expectativas de inversión, por lo que Moody’s espera revisar las metas, políticas y agenda de prioridades de la próxima administración y cuál será su marco macroeconómico y fiscal. “Nuestros cuestionamientos tienen que ver no con lo que va a pasar en el próximo año sino en el mediano plazo qué pasará con la próxima administración”, aseguró.

TEMAS


Moody's - Calificación deuda de largo plazo - Crecimiento - Inversión - Elecciones 2018