Nuevo corte de gas en el occidente pone en ‘jaque’ confiabilidad del servicio

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Un total de 316 industrias, unos 92.000 usuarios residenciales (en Manizales y Villamaría) y todas las 140 estaciones de servicio que atienden a más de 67.000 vehículos, vuelven a padecer por falta de gas natural en el Eje Cafetero, Valle del Cauca y Cauca.

La razón: otra ruptura en el gasoducto Mariquita-Cali (el cuarto corte en tan solo seis meses), registrada, según informó Transgas de Occidente, propietario y operador de la infraestructura, en el kilómetro 78 en el sector de Sabinas entre Manizales y Fresno.

Al cierre de esta edición no se había dado un pronunciamiento de la empresa sobre cuánto tardará la reparación de la tubería y las firmas distribuidoras del energético en la región (Efigas y Gases de Occidente), que abarcan a más de un millón de usuarios, señalaron que podrían sostener el servicio con el gas empaquetado en las tuberías al mercado residencial hasta este miércoles.

La nueva suspensión levantó inconformidad entre las autoridades locales, los industriales y los usuarios en general, por la poca confiabilidad en el servicio y afectación para la competitividad de la región.

El alcalde de Manizales, Jorge Eduardo Rojas, le solicitará a la Superintendencia de Servicios Públicos que investigue las circunstancias de la nueva emergencia, mientras directivos de Fenalco y la Andi en Caldas se mostraron preocupados por los efectos de la situación en el sector productivo que depende de este energético.

En Cali la situación es semejante y según el gerente de la multinacional Sucromiles, Jaime Colmenares, la empresa ha tenido que aplicar un plan de contingencia que implica pasar las calderas de la planta del combustible gas a crudo de castilla, lo que se traduce en un aumento de los costos de producción. La compañía consume 2.600 millones de MBTU por día, lo que quiere decir que el costo de la producción se incrementa en $50 millones día.

TEMAS


Cali