Operadores del Sitp perderían cerca de $1.000 millones de no empezar el próximo 9 de junio

Natalia Cubillo Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

De acuerdo con Alcides Torres, presidente de la Junta Directiva de Conaltur, hay desacuerdos con la administración Distrital por los cronogramas, lo que los llevaría a perder $160 millones al mes en el caso de este operador. No obstante, en total los 9 operadores podrían estar perdiendo $1.000 millones.

"Tomaría al menos un mes más recomponer el cronograma con los directivos, los nuevos funcionarios que llegaron tienen que aprender. Los operadores excepto uno tenemos todo listo".

Sobre las estaciones zonales dijo que se necesitan 4 o 5 meses para tener lista la infraestructura y lo grave, anunció, es que "el recaudador tiene que tenerlas listas para vender las tarjetas".

Ante eso dijo, "el 30 de junio no podemos empezar a funcionar, porque las obras no están listas. Tenemos que arrancar bien".

Así mismo, señaló que los buses no pueden entrar al centro "eso no puede estar listo, la zona neutra, como está, no podría entrar a funcionar".

Por su parte, Miguel Fernando Cardona, representante de los operadores, manifestó que se va a empezar de manera progresiva y como la administración Distrital lo ha propuesto, lo que suscita controversia pues los operadores se encuentran preocupados por los dineros que perderían desde el nueve de junio.

Aunque Torres dijo que por ahora no tienen intensiones de demandar, pero sí espera que se les pueda responder por estas pérdidas.

Diego Ardila, contralor de Bogotá, aseguró que desde el 13 de abril se está advirtiendo sobre los retrasos de la entrada del Sitp. "Señalamos que falta difundirlo a la ciudad y a penas la semana pasada se adjudicaron los contratos para esta tarea".

Resulta paradójico que primero se pone en funcionamiento el Sitp y luego se realizará la comunicación a la comunidad, señaló.

Además, aseguró que "se necesitan 307 paraderos y no se ha iniciado ni siquiera el proceso de licitación para que se construyan".

Así mismo Ricardo María Cañón Prieto, personero de Bogotá, aseguró que “La situación es supremamente preocupante. Si no se actúa con cuidado y, sobre todo, con una adecuada planeación, vamos hacia un caos, la ciudad va hacia un caos” y dijo que la responsabilidad de la administración y de los involucrados operadores es muy grande. “Es urgente que la administración, más que inmiscuirse en una renegociación, se siente a conversar para hacer viable el sistema”.

Finalmente, agregó aún el ciudadano común y corriente todavía no entiende este problema y, según palabras del Personero,  “(…) es necesario que nos sinceremos con la ciudad”. Que se informe cuál es el estado actual de la implementación del  sistema y eso le permita a la ciudad y al ciudadano entender cuáles son las razones por las cuales la implementación debe hacerse gradual y de manera responsable y juiciosa.

 

TEMAS


Transporte