Optimismo gremial crece, por repunte del PIB, con proyecciones cercanas a 3%

Algunos gremios se alinean con estimaciones de la Ocde y el FMI

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El último resultado del PIB que presentó el Dane reveló que durante el primer trimestre del año la economía nacional creció 2,2%. Si bien los signos de recuperación aún son lentos, algunos gremios sondeados por LR consideran que la actividad del país podría llegar a crecer a un ritmo de 3,0%, como lo han estimado entidades como el FMI o la Ocde.

“Desde la lógica del sector agro más allá del crecimiento primero debe ir la rentabilidad, y ya con ella se daría un repunte sostenible”, aseguró Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), quien proyectó una subida del Pib de 3% para este año.

La misma estimación comparte Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), quien se mostró más optimista frente al resultado de este año, que estaría más de un punto porcentual por encima del registrado en 2017, que fue 1,8%.

“Ideal que nos podamos arrimar a 3,0%”, aseguró Díaz, quien sostuvo que si bien espera que a las exportaciones les vaya mejor en el resto del año, le preocupa “un poco que la revaluación que hemos tenido en el peso pueda golpear a algunos productos diferentes a los minero-energéticos”.

LOS CONTRASTES

  • Bruce Mac MasterPresidente de la Andi

    “Es necesario construir la idea de un crecimiento autónomo que permita planear a largo plazo el desarrollo económico y social del país”.

Otros gremios como la Andi o Fenalco auguran un crecimiento de 2,6% o 2,7% y otros como Asobancaria, el gremio que lidera al sector que jalonó el crecimiento del primer trimestre del año, tienen cifras más prudentes. Su vicepresidente, Jonathan Malagón, comentó a LR que los bancos estiman “un crecimiento del orden de 2,6% real para el año”.

El economista dijo que se espera una recuperación de la confianza del consumidor, que impactaría al comercio y a la industria; una recuperación de la inversión en el segundo semestre; el anclaje de las expectativas inflacionarias; los efectos positivos de la política monetaria expansiva; y más demanda externa.

El gremio de la construcción, el cual tuvo el menor desempeño en el primer trimestre de 2018 con una caída de 8,2%, será uno de los sectores de los que dependerá el repunte de la economía colombiana.

Para la presidente ejecutiva de Camacol, Sandra Forero, el sector de edificaciones necesita mayor estabilidad jurídica y de “un mejor entorno para consolidar la recuperación, lo cual implica no solo un contexto económico de mayor crecimiento y generación de empleo que permita impulsar la inversión en edificaciones y vivienda, sino de un ambiente de certidumbre para el lanzamiento, comercialización y ejecución de los proyectos”.

TEMAS


PIB - Andi