Pacific le apuesta al Brent, que se cotiza mejor

Javier Jiménez/LR

El presidente de Pacific Rubiales, José Francisco Arata, aseguró que prefieren apostarle al Brent pues este indicador actualmente se está cotizando mejor.

Serfinco estima que en lo corrido de este trimestre, los precios del petróleo han registrado correcciones del 22% para el WTI y 26% para el Brent.

'Nuestro cargamento de crudo, que en su mayoría se dirigen a Asia, utilizan como referencia el Brent, que en los tres últimos meses se ha vendido a US$8 por encima del barril WTI. Estos precios son buenos para la compañía porque tenemos bajos costos operativos que se estiman en US$20 el barril y los demás gastos están por debajo de US$30', aseguró Arata.

No obstante, señaló que ante el comportamiento que presentó el precio del petróleo en los mercados internacionales a finales del año pasado, la firma replanteó sus proyecciones. El supuesto utilizado en los informes de certificación de reservas promedio entre 2012 y 2016 para Pacific fue de US$96.

'A principios de año ajustamos nuestras previsiones teniendo en cuenta un precio del WTI de US$85; sin embargo, vale la pena mencionar que hemos estado vendiendo en los últimos dos años nuestra mezcla de crudos pesados y livianos -18 grados API- a un precio por encima de esta referencia', agregó Arata.

Una decisión fundamental pues la desaceleración en la demanda por parte de economías desarrolladas y la incertidumbre frente al crecimiento mundial han sido los factores principales en las desvalorizaciones.

De acuerdo con el informe de Serfinco el precio requerido por la empresa petrolera para cubrir los costos de producción y transporte por barril fue de US$32,6. Por tanto, a pesar de replantear sus proyecciones, lo que podría suceder ante un menor precio del petróleo es que las utilidades serán menores, pero aún sus costos operacionales estarían cubiertos. Aunque Alejandro Gaviria, decano de economía de la Universidad de los Andes no ve un panorama alentador en la desaceleración de China y Estados Unidos, la firma comisionista considera que los riesgos geopolíticos y el incremento en la demanda durante los meses se mediados de año podrían ser catalizadores al alza.

Por ahora, continúa la meta de en Colombia de producir 1 millón de barriles diarios, lo que es relevante y le da mayor visibilidad al país en el contexto petrolero mundial, sobre todo en un momento en el que los precios afectan la dinámica del sector.