Para 2033, tres de cada 10 bolsas plásticas deberán ser verdes, azules o grises

Las verdes son para residuos orgánicos, las azules para vidrio y las grises para papel

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Como parte de la política ambiental del Gobierno Santos y con el fin de incrementar el reciclaje en el país, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible estableció que para 2033, como mínimo 31% de las bolsas plásticas que se distribuyan en los puntos de pago deberán ser o tener un distintivo verde, azul o gris.

Esta medida complementa la Resolución 668 de 2016, que regula el uso de bolsas plásticas e implementa su cobro en los supermercados para desestimular su consumo.

La nueva reglamentación, que es la Resolución 1397 de 2018, establece que, desde el 1 de enero de 2020, los puntos de pago deberán distribuir bolsas de colores o con distintivos de los colores previamente mencionados. Además, deberán tener una leyenda que señale qué tipo de residuos se pueden arrojar en ellas. Las bolsas verdes se utilizarán para los orgánicos aprovechables, las azules para depositar plástico, vidrio, metales y multicapa, y las grises para papel y cartón.

“Es una iniciativa positiva porque es una medida pedagógica para separar los residuos en los hogares. Las familias suelen reutilizar las bolsas de los supermercados para la basura y así se estaría creando una cultura de separación de residuos”, mencionó Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, quien agregó que la implementación de los colores tiene un impacto mínimo en los costos de sus asociados y de quienes producen bolsas plásticas.

En la resolución también se estableció que a 31 de diciembre de 2020, se deben distribuir mínimo 5% más de bolsas de colores que en 2019. Los siguientes años se aumentará mínimo 2% hasta alcanzar, mínimo, que 31% de las bolsas sean de colores en 2033. Vale la pena señalar que estos porcentajes no implican incrementos en la distribución total de bolsas plásticas.

Para Hernán Felipe Trujillo, consultor y académico en temas ambientales, si bien con la medida se puede cumplir el propósito de aumentar el reciclaje en los hogares, hay mejores formas de hacerlo.

“A mí parecer el uso de las bolsas de colores es la manera más barata de aumentar el porcentaje de reciclaje. El deber ser es que existan centros de acopio a los que el consumidor pueda llevar los residuos”, explicó.

LOS CONTRASTES

  • Daniel MitchellPresidente de Acoplásticos

    “Es una iniciativa pedagógica. Lo ideal sería que la bolsa verde donde se dispondrán los residuos orgánicos fuera biodegradable”.

Rodrigo Negrete, consultor ambiental, también mencionó que de nada sirve que en los hogares separen los residuos en diferentes bolsas si en el camión las mezclan.

“Este tema debe ser integral. Aunque las bolsas sirvan para separar los materiales, se está usando un derivado del petróleo que va a tardar miles de años en descomponerse. Las bolsas en los supermercados deberían prohibirse y de debería estimular la fabricación de bolsas biodegradables hechas de yuca o ñame”, dijo.

TEMAS


Ministerio de Ambiente - Bolsas plásticas - Reciclaje