Parque Nacional de Chiribiquete fue declarado como patrimonio de la Humanidad

Se extiende por 2,7 millones de hectáreas y cuenta con una de las áreas silvestres más importantes del mundo.

Colprensa

La Unesco acaba de incluir dentro de la lista de Patrimonio Mixto (cultural y natural) de la Humanidad, el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, ubicado entre los departamentos de Guaviare y Caquetá.

Esto se hizo en la sesión número 42 del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, que se desarrollará hasta el próximo 4 de julio en Manama, Baréin, Oriente Medio.

En Chiribiquete se conserva la muestra de arte rupestre más grande del mundo, con 50 paneles de una altura promedio de siete metros, con aproximadamente 70 mil pinturas que datan desde el paleoindio hasta épocas recientes.

Su importancia no solo se da por su valor natural, sino también por sus valores culturales excepcionales, siendo entonces una de las maravillas arqueológicas patrimoniales del mundo con carácter mixto.

El expediente que Colombia presentó ante la Unesco ha sido un trabajo en el cual han participado múltiples entidades y comunidades de la región.

El Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), asumió la responsabilidad en el ámbito cultural, con el apoyo del Ministerio de Cultura. El Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, junto con Parques Nacionales Naturales, jugaron un rol fundamental en el tema natural.

En 1993 fue la primera vez que Colombia postuló a Chiribiquete ante la Unesco, como Patrimonio Natural de la Humanidad, 19 años más tarde, lo volvieron hacer pero en la lista de patrimonio mixto.

EL LUGAR

La Serranía de Chiribiquete es una meseta rocosa en la región amazónica colombiana originada a partir del Escudo Guayanés, que junto de la Sierra de Naquén y la Serranía de la Macarena, son los sistemas montañosos más importantes de la Amazonia colombiana.

Este escudo está compuesto por tepuyes, algunos de ellos con 900 metros de altura, que en esta región cuanta con una serie de ríos caudalosos, como el Macaya, el Apaporis, el Ajaju y el Mesa.

En estos  abrigos rocosos de diferente tamaño y ubicación se han identificado miles de dibujos, que conforman el mayor hallazgo de pictografías rupestres amazónicas. Las más antiguas datan de hace más de 19.500 años.

En la actualidad se realiza un proceso de conservación al ser parque nacional, afectado por las décadas de conflicto armado, así como el auge de la colonización en la región, siendo un ecosistema único en el mundo que se encuentra seriamente amenazado por los cultivos de coca y el abandono.

Además, este lunes, el presidente Juan Manuel Santos declarará la ampliación de 1.486.676 hectáreas adicionales en el parque, que en total, llegará a 4.268.095 hectáreas, con el fin de ayudar a conservar la biodiversidad de la región.

TEMAS


Medio ambiente - Unesco - Parques naturales