Persisten pendientes ambientales en el Túnel de La Línea

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Aunque la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), levantó la medida preventiva sobre las obras del Túnel de La Línea, que tuvo paralizados por cerca de dos meses los trabajos de excavación en el túnel principal y sus galerías y en el viaducto El Salado, siguen algunos pendientes en el tema ambiental.

Esto indica que si bien la Anla, que impuso la medida cautelar al detectar contaminación por vertimientos de afluentes que abastecen el acueducto de Calarcá,  levantó la  restricción al consorcio constructor del macroproyecto, Unión Temporal Segundo Centenario (Utsc), siguen pendientes los requerimientos exigidos por la CAR de Quindío (CRQ) y los de un Tribunal,  en las llamadas obras anexas que están a cargo de Invías.

 

Esto es la restricción en  vertimientos de agua interpuesta por la Corporación Autónoma Regional del Quindío y el auto del Tribunal Administrativo del Quindío, que se mantienen vigentes. La próxima semana se realizará una audiencia para conocer si  se ha cumplido con las indicaciones de las autoridades ambientales para levantar o no la suspensión.

La directora de la CRQ, Sandra Gómez, dijo que si bien el contratista ha cumplido con los requerimientos ambientales requeridos, sigue preocupando la quebrada La Gata sobre la cual se solicitó sistema de conducción que recoja los vertimientos para que no haya contaminación en afluentes.

“Lo de nosotros que era hacer un tanque sedimentador y monitorear la calidad de agua, ya se hizo. Nos dejan trabajar sin restricción dentro del túnel en todas las galerías. Lo único es que no podemos sacar el material a través de las obras anexas, porque el Invías no ha hecho unas obras, pero sí puede salir por el lado del Tolima”, sostuvo Carlos Collins, representante legal de la Utsc.
 
El director de Invías Quindío, Alfonso Meza, señaló que a la CRQ se le pasó un cronograma sobre las obras de mitigación que hará el Instituto para aminorar los efectos contaminantes en quebradas.
 
Por su parte la gobernadora de Quindío, Sandra Paola Hurtado, destacó que tanto el  Invías y la Utsc han cumplido con los requerimientos ambientales de las autoridades en aspectos como el  tercer tanque de tratamiento de aguas industriales, la estabilización de algunos taludes y en el tema de los residuos sólidos. Sin embargo reiteró que siguen restricciones pendientes que no se levantarán hasta que se cumplan en un 100% los compromisos.
 
Collins señaló que ya están incorporando parte de los 364 trabajadores a los cuales se les suspendió el contrato por 4 meses por la parálisis de obras. “Es un proceso lento porque muchos en ese tiempo renunciaron”, sostuvo.
 
Sobre si habrá o no retrasos en el cronograma previsto para la entrega del túnel, que es septiembre de 2013,  ante la parálisis de más de mes y medio,  Collins señaló que habrá que esperar si se logra recuperar el tiempo. “De lo contrario habría que extender el plazo”, dijo.
 
Sin embargo el directo de Invías, Carlos Rosado, reiteró ayer que no habrá prórroga y el contratista debe entregar las obras del túnel en septiembre de 2013, como está hoy previsto.