Pese a un probable ‘Niño’, inflación cerraría en 3%

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Aunque el Ideam informó que hay un 65% de probabilidad de que se presente el fenómeno de ‘El Niño’ en los próximos dos meses, con una intensidad entre débil y moderada, el mercado cree que éste no será tan fuerte como en otros años por lo que no se generarían presiones en la inflación del cierre de 2012.

De acuerdo con el Sondeo LR, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) cerraría en 3%, el punto medio del rango meta del Banco de la República (entre 2% y 4%). La mayoría de los analistas consultados coinciden con el gerente general del Emisor, José Darío Uribe, en que los efectos de la sequía se darían en el primer semestre de 2013, sin alcanzar el 4%, y que en el segundo semestre del año habría un descenso.

De acuerdo con Munir Jalil, director de Investigaciones Económicas del Citibank, tradicionalmente los efectos del Fenómeno de ‘El Niño’ sobre los precios de los alimentos son de naturaleza temporal y se revierten en el segundo semestre.

“Esto significa que ‘El Niño’ no tiene efectos sobre la inflación anual, ya que las subidas en los precios de los alimentos del primer semestre, se ven compensadas con caídas en los precios en el segundo”, dijo el experto.

Según Andrés Pardo, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana, ‘El Niño’ sí generará algún efecto sobre la inflación en los primeros meses del próximo año, pero de carácter temporal. Pardo explicó que desde mitad de 2011 a la mitad de 2012 los precios internacionales de los alimentos tuvieron un descenso, lo que contribuyó a reducir las presiones sobre la inflación local. Sin embargo, desde junio de este año el IPC de este rubro ha subido y podrían generarse un incremento a finales de año, pero más posiblemente a principios del 2013.

En opinión de Juan Camilo Santana, analista de Compañía Profesionales de Bolsa, los impactos del Fenómeno de ‘El Niño’ son inmediatos, por lo que espera que se vean en el último trimestre de este año. En el momento en que se da la sequía, la destrucción masiva de cosechas se nota en los precios. En octubre y noviembre veremos choques importantes de inflación”, dijo Santana, quien pronosticó un IPC para cierre de 2012 de 3,5%.

El sábado cuatro de agosto el Dane publica el IPC de julio, para el cual el Sondeo LR apunta a un 0,05%, frente al 0,14% que se registró en julio del 2011. Según la encuesta de expectativas del Emisor, el mercado espera un 0,07%.

Julián Márquez, analista de Interbolsa, afirmó que la expectativa de inflación es baja teniendo en cuenta dos factores: precios de alimentos y de combustibles bajos. Así mismo, recordó que el IPC de julio ha tenido una tendencia negativa, específicamente en 2009 y 2010. Incluso, algunos analistas esperan que la inflación de alimentos sea negativa.

José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, dijo que habrá presiones inflacionarias en los productos de carne y leche. “El sector viene aporreado por dos fenómenos de ‘La Niña’. Dos millones de hectáreas de pastos se inundaron y no se recuperaron. Ahora entrará un ‘Niño’ que afectará las otras que no fueron afectadas por las lluvias porque son zonas altas, por lo que sí creo que la oferta de carne y leche pueden tener un impacto importante. Hay que pensar en cual podría ser el terreno que nos tocaría enfrentar en el caso que sea severo”, añadió.

Disminución del precio del petróleo, un factor de caída
De acuerdo con el segundo informe del Banco de la República al Congreso, uno de los factores que han contribuido a la reducción de la inflación es la disminución del precio internacional del petróleo. Esto le ha permitido al Gobierno moderar los ajustes en el precio de la gasolina y otros combustibles. A junio la variación anual del precio de los combustibles ascendía a solo 1,84%, frente a un registro de 4,8% en diciembre. Otro factor importante ha sido la moderación de las alzas en el precio de los alimentos, en particular de los perecederos, gracias a la mejora en las condiciones climáticas. En 2011, la inflación anual fue de 3,73% y el primer semestre de este año terminó con un IPC de 3,2%, cercano al punto medio del rango meta del Emisor.

Las opiniones

Munir Jalili
Director Investigaciones Económicas del Citibank
“El Niño genera presiones inflacionarias en el primer semestre del año siguiente al que se presenta. Son aumentos temporales y se revierten en el segundo semestre”.

Andrés Pardo
Director Ie corficolombiana
“Hay un 65% de probabilidad de ocurrencia del Fenómeno, lo cual puede generar un impacto temporal sobre la inflación casi al final del año, pero se vería más a principios de 2013”.

TEMAS


Inflación