Petróleo impulsará la economía de Colombia en el segundo semestre

La industria manufacturera sigue creciendo por debajo de su potencial

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Luego de que el país creciera a solo un ritmo de 1,8% en 2017, la economía que Juan Manuel Santos le dejará a Iván Duque está mostrando signos de recuperación, principalmente, por el crecimiento sostenido que han tenido en los últimos meses los precios del petróleo, con una referencia Brent que ya se cotiza por encima de US$79 por barril.

Por un lado, el PIB del primer trimestre creció 2,2%, mientras que para la misma época del año pasado se ubicó en 1,3%. Este resultado se explica por el crecimiento de las actividades financieras y de seguros, que varió 6,1%. En contraste, actividades económicas que hacen parte de la locomotora del Gobierno, como la construcción y la explotación de minas y canteras, fueron las de los principales decrecimientos, con -8,2% y -3,6% respectivamente.

“Hubo una mejora con respecto a 2017, pero 2,2% es una cifra baja para una economía como la colombiana, que debería crecer 4% mínimo”, señaló Diego Otero, rector de la Universidad Uniciencia de Bucaramanga, quien añadió que ha sido una recuperación lenta.

El académico también resaltó que para que se cumpla la proyección de crecimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), que estima que el PIB de este año llegará a 2,7%, los siguientes trimestres deberán crecer por encima de 3%, lo que sería uno de los primeros retos para el Gobierno de Duque.

Mauricio Muñoz, gerente para Latinoamérica de Asia Investment Group, considera que una vez superada la época electoral, lo que se espera es que en el segundo semestre se dinamice la economía. “Con el nuevo Gobierno llegarían más inversiones y proyectos, los que en los últimos meses estaban a la expectativa de quién iba a asumir el poder y qué política económica iba a ejercer”, dijo.

Por otro lado, la recuperación de los precios del barril de petróleo también ha apoyado la aceleración de la economía colombiana, ya que mayores precios incrementaron las exportaciones y redujeron el déficit fiscal de la cuenta corriente. Además, un mayor precio del crudo mejorará aún más las cuentas fiscales, ya que en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp), el Gobierno estimó el precio del Brent en US$67.

En lo que se refiere a las exportaciones, en abril, estas aumentaron de US$2.684,4 millones FOB a US$3.716,9 millones FOB, creciendo 38,5%. Según el informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las exportaciones de combustibles y productos de las industrias extractivas participaron con 58,4% del valor total de las exportaciones, y registraron un crecimiento de 46,3%.

Si la tendencia alcista de los precios del petróleo se mantiene, el gran favorecido será el Gobierno de Duque, pues según lo dicho a principio de año por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, por cada dólar que sube el petróleo, son $350.000 millones adicionales para las cuentas nacionales.

LOS CONTRASTES

  • Bruce Mac MasterPresidente de la Andi

    “El llamado al Gobierno entrante es que podamos aplicar políticas de crecimiento que nos permitan crecer a 3,5% o 4%”


  • Diego OteroRector de Uniciencia de Bucaramanga

    “Se espera que los precios del petróleo se mantengan por encima de los US$70. Esto ayudará a que la economía se siga recuperando”.

Para César Ferrari, profesor de Economía de la Universidad Javeriana, el próximo Gobierno deberá aprovechar esta mini bonanza petrolera para invertir en otros sectores diferentes al de hidrocarburos y diversificar la economía.

“El Gobierno le tiene que apostar a otros sectores pues la tendencia mundial es disminuir el uso de fuentes altamente contaminantes. Alemania, Francia, Reino Unido y Holanda cerrarán sus térmicas antes de 2030. ¿A quién le va a vender carbón Colombia? La tendencia es que la demanda de hidrocarburos disminuya”, explicó.

En cuanto al crecimiento de la industria, la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), correspondiente a entre enero y abril de 2018, la producción industrial aumentó cerca de 2,5%, mientras que las ventas reales subieron 3,1%.

Sin embargo, la Andi advirtió que estos todavía son modestos y se ubican por debajo de su potencial, lo que hace urgente adoptar medidas que dinamicen la industria y en general la economía. “Estos datos son positivos teniendo en cuenta que veníamos de tasas negativas o aumentos de apenas 0,1% y 0,6%. Pero todavía estamos debajo de nuestro potencial”, indicó Bruce Mac Master, presidente de la Andi.

Por otro lado, Santos deja una tasa de desempleo de 9,7%, una inflación dentro del rango meta (3,16%), acompañada de unas tasas de interés en 4,25% y un Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que volvió a estar en terreno negativo.

Preocupación por la tasa de desempleo
Durante el primer semestre, la tasa de desempleo se redujo hasta ser nuevamente una cifra de un dígito. De acuerdo con los analistas, este comportamiento es usual, ya que en los primeros dos meses del año el desempleo aumenta, porque en diciembre la contratación temporal se incrementa. Luego, en los siguientes meses, la tasa vuelve a bajar. La mayor preocupación de los analistas sondeados es el empleo informal, ya que su tasa no está disminuyendo. En esto deberá trabajar el equipo de Duque.

TEMAS


Petróleo - Exportaciones - TRM - Brent - WTI - PIB - tasas de interes