Por premura de tiempo, la reforma tributaria se discutiría en la próxima legislatura

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Desde hace unos meses el Gobierno ha insistido en que la reforma tributaria será presentada en un ‘par de semanas’; sin embargo, el tiempo corre y aún no ha sido radicada en el Congreso. La incertidumbre ha prendido el debate entre los congresistas, quienes creen que las más de 900 fichas del rompecabezas tributario se darían a conocer a partir de la próxima legislatura.

El Gobierno tiene un mes y medio para que termine el periodo legislativo y pueda presentar la reforma. Según Ángel Custodio Cabrera, representante a la Cámara, los tiempos son muy cortos y no se ve que haya un 'afán' por radicar el proyecto. 'Si no lo presentan antes del primero de mayo lo tendrán que hacer en la segunda legislatura', agregó el representante.

Una fuente cercana a LR afirmó que el texto aún no está listo. 'Creería que están esperando a que haya cambio de mesas directivas para presentarla después del 20 de julio y tramitarla ese semestre', señaló.

El senador Gabriel Zapata dijo que lo importante es que se discuta con calma y con la participación de todos los sectores económicos. 'Si se inicia la discusión en este periodo se podría hacer un primer debate y continuarlo en la segunda legislatura'.

Con esto coincidió el secretario general del Senado, Emilio Otero, quien manifestó que si el Gobierno la presenta ahora, puede aprobarla antes del 16 de diciembre, ya que la reforma empezaría a regir desde el primero de enero del próximo año.

Proyecto con mensaje de urgencia
La intención del Gobierno sería presentar la reforma con mensaje de urgencia, a lo que representantes a la Cámara respondieron, a través de una proposición, que es necesario que se desista de este propósito ya que se requiere de un 'estudio concienzudo', que debe ser 'debatido con cautela'. La proposición, que fue aprobada el pasado 18 de abril, explica que la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y los demás suscritos y que se encuentran en negociación 'justifican igualmente dar cautela al debate para hacer los estudios y análisis pertinentes de los sectores económicos que se verían afectados'.

De acuerdo con Beatriz Helena Gil, coordinadora de Congreso Visible, el mensaje de urgencia lo pide el Ejecutivo cuando quiere acelerar el proceso de trámite de la Ley. 'Históricamente se ha visto que son para temas económicos. Como tal, la figura implica que el proyecto pueda ser puesto en el primer orden del día y en comisiones conjuntas', explicó la experta.

En opinión del ex director de la Dian, Horacio Ayala, el carácter de mensaje de urgencia no le quita calidad a la discusión, da más claridad sobre los temas si se dialogan conjuntamente y permite que el proyecto esté mejor conciliado.

'No me choca esta figura, ya que así habrían menos riesgos de que los proyectos vayan con diferentes redacciones y luego se tenga que tomar más tiempo en la conciliación', añadió.

El senador Zapata dijo que varias reformas tributarias se han tramitado de esta manera y que posiblemente el Gobierno podría radicar el proyecto en la segunda legislatura con mensaje de urgencia.

'El Gobierno tiene todo el año para estudiarlo. Se sabe muy bien que cuando se radique, los efectos en materia de renta no se pueden aplicar sino en 2013 sobre resultados de 2012', dijo el congresista, y agregó que los efectos inmediatos serían los que tienen que ver con el IVA y la eliminación de exenciones.

'Si están hablando de una reforma estructural, de volver más ágil y entendible el sistema, mucho mejor, así tenemos todo el año para discutirla', afirmó.

El silencio del Gobierno sobre la reforma tributaria se apoya en un contrato de confidencialidad que ha firmado cada una de las personas que están trabajando en ella desde hace más de un año.

Para el decano de Economía de la Universidad de Los Andes, Alejandro Gaviria, el desconocimiento que se tiene sobre el proyecto denota que la administración del Presidente Juan Manuel Santos está en una posición compleja.

'Esto indica que hay una falta de acuerdo al interior del Gabinete y del Gobierno sobre la reforma que quieren. Hay muchas ideas y anuncios, pero nada que apunte a una reforma verdaderamente estructural', dijo Gaviria, quien agregó que la última reforma con cambios sustanciales fue la de 1986.

Las opiniones

Ángel Custodio Cabrera
Representante a la Cámara

'Si no presentan la reforma tributaria el primero de mayo, lo tendrán que hacer en la segunda legislatura. No los veo muy afanados, hay muchas dudas e inquietudes'.

Gabriel Zapata
Senador

'Si se inicia la discusión en esta legislatura, habría tiempo para al menos hacer un primer debate y luego continuarlo durante el segundo periodo legislativo'.