Presión política y situación económica motivaron salida del gerente de Caprecom

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

Los problemas financieros de la EPS y las presiones políticas habrían generado la salida de Juan Carlos Botero, quien solo duró dos meses como gerente de Caprecom.

Botero llegó a la entidad el pasado 24 de febrero para a hacerle frente a la grave situación económica de Caprecom, que actualmente tiene un déficit superior a los $690.000 millones.

Entre las deudas de la EPS figura una cartera vencida por $228.000 millones de la red pública hospitalaria, según Juan Carlos Giraldo, presidente de la Asociación de Colombiana de Hospitales y Clínicas. 'La semana pasada en un debate la ministra de Salud, Beatriz Londoño, dijo que habían conseguido $60.000 millones para pagar la deuda de Caprecom, pero con eso solo se paga un porcentaje pequeño porque la deuda con nosotros asciende a $220.000 millones', dijo Giraldo.

Aunque la funcionaria no se refirió a la renuncia del gerente de Caprecom, sí aseguró que el Gobierno garantizará la continuidad en la prestación de los servicios de salud de los tres millones de afiliados que tiene la EPS.

Otros de los argumentos que habrían motivado su salida es la presión política en la entidad, que no permitió que Botero pudiera armar su propio equipo de trabajo luego de la salida del anterior gerente, Mario Andrés Urán.