Prueba de alcoholemia será obligatoria y perderán licencias los conductores borrachos

Colprensa

Hoy en la plenaria de la Cámara de Representantes fue aprobado, en cuarto debate, el proyecto de ley que busca sancionar de manera drástica a los conductores que luego de consumir alcohol se sienten al volante. La ley contempla sanciones para los conductores de cualquier automotor, incluidas las motocicletas.

Esta medida agrega a las conductas sancionables el grado de embriaguez de 20 a 39 mg de etanol en la sangre, lo equivalente a una cerveza, con lo cual se sancionará al infractor con la suspensión de la licencia entre seis y doce meses.

Lozano recalcó que luego de la conciliación en las dos Cámaras el proyecto de ley será sancionado por el Presidente de la República. "Cero tolerancia con la mezcla de alcohol y gasolina, es decir, gente que se había tomado una cerveza o dos, podía decir que estaba en grado uno y no tenía sanción, eso provocó muchas de las tragedias automovilísticas del país", afirmó el congresista.

De la misma manera, el senador aclaró que pese a que los cuerpos asimilan el alcohol de manera diferente el principio es que quien maneja no toma. Así mismo, afirmó es senador que el proyecto contempla que "en este momento quien no quiera hacerse la prueba puede desistir, pero será sancionado como si tuviera tercer grado de alcoholemia. El que nada debe, nada teme". 

En ese sentido la iniciativa contempla que el conductor que no acceda a realizarse las pruebas físicas o clínicas será sancionado con la suspensión de la licencia de cinco a diez años.

Por su parte, la representante a la Cámara por Bogotá Gloria Stella Díaz del Movimiento Político MIRA, afirmó que según el grado de embriaguez habrá multas económicas que ascienden a los 850 mil pesos, para quienes sean sorprendidos conduciendo bajo los efectos del alcohol.

Igualmente se prevé que quien conduzca bajo el efecto del alcohol, no se podrá beneficiar con las rebajas que contempla la ley para el pago anticipado de las infracciones de tránsito.

 

Entre 20 y 39 mg de etanol en la sangre = una cerveza: suspensión de la licencia de conducción entre seis y 12 meses.

Primer grado; entre 40 y 99 mg de etanol en la sangre = más de tres cervezas: suspensión de la licencia de conducción entre 1 año y tres años.

Segundo grado; entre 100 y 149 mg de etanol en la sangre = más de cuatro cervezas: suspensión de la licencia de conducción entre 3 años y 5 años.

Tercer grado; de150 mg de etanol en adelante = más de ocho cervezas, suspensión de la licencia de conducción, entre 5 años y 10 años.