Recuperación de la tasa de cambio reduce impacto a los cafeteros por bajos precios

Productores dejarían de recibir $1,5 billones si sigue la tendencia.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

Lo que va de 2018 han sido meses de condiciones complejas para el sector cafetero, que ha tenido que enfrentar varias dificultades en torno a los precios y la comercialización del grano en el mercado internacional.

En los últimos días, en particular, los cafeteros han visto una contracción de los precios internacionales que llevó a la libra de café de referencia para Colombia, a volver a los precios de hace 14 años. Actualmente, la libra se negocia en US$0,97, lo que representa una reducción de 32,1% desde enero.

Este hecho se refleja en el precio interno que, a pesar de arrojar una tendencia negativa en lo corrido del año, ha resistido gracias a la devaluación del peso frente al dólar, de acuerdo con lo expresado por el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Roberto Vélez.

De acuerdo con cifras de la Federación, la producción de una carga de café tiene un costo cercano a los $800.000, muy superior a los $685.000 en los que es comercializada actualmente cada carga de 125 kilos. Pero si se revisan los precios de comienzo de año, la contracción llega hasta 11,7%, la tercera parte de lo que han caído internacionalmente.

En diálogo con LR, el gerente dijo estar complacido de ver “una tasa de cambio por encima de $3.000 por dólar. Eso ha ayudado, no digo que aliviar, pero sí a acolchonar un poco la caída, de otra manera estaríamos en precios por debajo de los $600.000 por carga”.

El efecto inmediato para los productores de café se verá reflejado en los ingresos de fin de año, pues el valor de la producción podría reducirse desde los $7,5 billones que sumó la cosecha del año pasado, hasta unos $6 billones, es decir, que se dejarían de percibir $1,5 billones al interior del sector cafetero.

El profesor de la UPB y experto en temas agrícolas Francisco Arias indicó que una de las medidas que pueden tomar los productores tiene que ver con “revisar los nichos y los focos especializados, no se puede seguir pensando en comercializar un commodity, pues es lo que hace que los productores dependan del movimiento del mercado internacional”.

Justamente, este es el reclamo que sostiene Vélez sobre el efecto negativo de las operaciones financieras en torno al café en la Bolsa de Nueva York.

“La razón clara está en los fondos de inversión, con una posición de venta que ha presionado lo precios del café hacia abajo. Hay una tendencia a la baja de los fondos que comienzan a vender contratos, y aceleran la caída a niveles donde no deberían estar, hasta los US$0,97, que es una criminalidad con el mundo del café”, dijo.

Al tiempo, el gerente indicó que se deben asumir medidas en el corto plazo, las cuales consisten, principalmente, en un apoyo directo al precio de compra de café, además de un respaldo en el crédito cafetero, sobre todo, en momentos de precios bajos.

Por lo pronto, la coyuntura de los precios no afectará la meta de producción de entre 13,5 millones y 14,2 millones de sacos en el presente año.

TEMAS


Agro - Cafeteros - Federación Nacional de Cafeteros