Las remesas que entran a Colombia son cinco veces las exportaciones de frutas

Estos giros sumaron US$5.494 millones el año pasado.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Las remesas que envían los emigrantes colombianos a sus familiares o amigos llevan más de 15 años fortaleciendo la economía local de algunas regiones como el Valle del Cauca, Antioquia o Cundinamarca. En este periodo, las transferencias han aumentado 80% al pasar de US$3.060 millones en 2003 a US$5.494 millones el año pasado, por lo que ya representan para la economía local el mismo valor que las ventas externas de los alimentos (US$5.208 millones en 2017) o, incluso, llegan a quintuplicar el de las exportaciones de frutas y legumbres (US$1.174 millones).

En concreto, en los últimos meses el envío de fondos provenientes de Estados Unidos, Chile y otras economías latinoamericanas provocó que las remesas alcanzaran su máximo histórico mensual el pasado mayo, cuando el valor totalizó US$531,4 millones, según las cifras reportadas por el Banco de la República. De seguir con esta tendencia creciente, los analistas consideran que Colombia estaría muy cerca de recibir al final de año la suma de US$6.000 millones por primera vez en la historia.

En la última década, el valor de las remesas se ha incrementado 24% siendo Brasil (6.399%), Chile (2.786%), China (1.599%), Australia (1.309%) y Argentina (1.236%) los países de origen que han experimentado el mayor incremento en el envío de dinero.

Sin embargo, los que más han contribuido con la economía local a lo largo de estos años han sido Estados Unidos y España, naciones que en 2017 enviaron US$2.540 millones y US$850 millones, respectivamente. Pero su evolución ha sido totalmente diferente: mientras que la primera dobló los envíos en este periodo, la segunda los redujo a la mitad.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro UsecheProfesor de Economía de la Universidad del Rosario

    “Las buenas perspectivas de la economía mundial generarían mayores entradas de divisas por remesas, exportaciones e inversión”.

“La cantidad de remesas que entra a Colombia depende de forma directa del dinamismo de la economía estadounidense. Vimos como con los efectos de la crisis financiera, en 2009 estos giros cayeron 22%; en 2013 mostraron una aceleración importante; y en 2017 ascendieron 14% a medida que el país mostró signos más consistentes de recuperación. No obstante, el volumen de dinero en España ha venido a la baja. Si bien en 2005 se enviaban US$1.226 millones al año, esta cifra cayó a US$850 millones en 2017. Esta reducción refleja la situación compleja que ha atravesado su economía con el freno de su producción y los altos niveles de desempleo”, explicó Alejandro Useche, profesor de Economía de la Universidad del Rosario.

Por departamentos, los hogares vallecaucanos han sido y son los principales receptores de remesas de Colombia. Estos dineros ascendieron a US$1.566 millones el año pasado, lo que representa 29% del total del país. Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, aseguró a LR hace dos meses que las remesas han ayudado a la región a mantener el flujo de divisas en una época de desaceleración y a sostener el consumo. “No somos dependientes, pues representan 5% del PIB, pero sí nos ayudan a tener esa llanta de repuesto en época de vacas flacas”, sostuvo.

Con US$943 millones, Cundinamarca fue el segundo departamento receptor de este tipo de divisas; seguido de Antioquia, que recibió US$906 millones y de Risaralda, que acaparó US$448 millones.

TEMAS


Remesas - Valle del Cauca - Cundinamarca - Estados unidos - España - Banco de la República