Restitución colectiva de tierras favorecería la seguridad de los reclamantes

Colprensa

Una restitución colectiva de tierras que incluya reclamantes de una misma zona de conflicto o un mismo victimario y la prohibición al porte de armas en las zonas priorizadas para la restitución como medida de protección para los reclamantes, son dos de las iniciativas que la fundación Forjando Futuros y el Instituto Popular de Capacitación (IPC), propondrán al Gobierno para agilizar la devolución de predios a los campesinos.

Lo que se busca con las propuestas es evitar que el proceso de restitución colapse como sucedió con la Ley de Justicia y Paz que, tras la desmovilización de los paramilitares y tras siete años de entrada en vigencia, solo tiene tres sentencias en firme.
 
Diego Herrera, director del IPC, indicó que “la estrategia de restitución colectiva contribuiría a favorecer los procesos por vía administrativa. Por ejemplo en Urabá hay 300 casos, estos se agruparían en 20 y de esa manera se entregaría una respuesta más rápida a las solicitudes de reparación”.
 
Lo que se busca entonces es que los estudios para la devolución de predios no se den de manera individual porque retrasan la restitución.
 
En esa vía, Gerardo Vega, director de Forjando Futuros, expresó, a través de un comunicado, que las adjudicaciones también podrían hacerse “por barrido geográfico, a través del Incoder, en zonas de violencia generalizada o sistémica; y las macro restituciones gestionadas por la Fiscalía ante Justicia y Paz.”
 
La restitución para la paz
La Ley de Reparación de Víctimas y Restitución de Tierras “es una ley en que estamos empeñados y la va vamos a cumplir”, afirmó el Presidente Juan Manuel Santos en Chivolo, Madgalena.
 
El Jefe de Estado, expresó hay que expedir títulos definitivos de propiedad a los campesinos desplazados de sus predios y ofrecerles ayuda para que puedan rehacer su vida, volver a sembrar y desarrollar proyectos productivos.
 
La gerente general del Incoder, Miriam Villegas Villegas, aseguró que el ordenamiento de la tierra es vital para lograr la paz. “Con la tierra pretendemos solucionar conflictos, pero con formalización, acceso a producción, tecnología, acompañamiento y otros factores que permitan la sostenibilidad del campesinado”, dijo Villegas.
 
Jorge Enrique Vélez, Superintendente de Notariado y Registro, manifestó que las ideas ciudadanas propuestas para la restitución son todas bienvenidas por el Gobierno Nacional.