Robledo denuncia a Ecopetrol ante la Contraloría por la pérdida de $1,2 billones en operaciones especulativas durante 6 años

El senador Jorge Enrique Robledo denunció ante la Contraloría que Ecopetrol perdió desde 2004 $1,2 billones por operaciones de coberturas financieras especulativas y que solamente el año pasado fueron $810.000 millones.

Es por ello que en una carta a la Contralora Sandra Morelli, el senador del Polo Democrático Alternativo le pide investigar y anuncia que realizará debate al respecto en el Senado.

Robledo cuestiona la capacidad técnica de Ecopetrol y lo razonable de utilizar los recursos públicos en operaciones especulativas como de casino, en los que la empresa ha sufrido pérdidas en seis de los siete años que ha utilizado las llamadas operaciones de cobertura.

Carta

Doctora

SANDRA MORELLI RICO

Contralora General de la República

 Referencia: En 2011, Ecopetrol perdió más de $800 mil millones en operaciones especulativas de cobertura.

 

Cordial saludo:

 

A los colombianos no se les ha informado que Ecopetrol perdió el año pasado, en operaciones financieras, 810 mil millones de pesos. Las pérdidas totales por ese concepto, desde 2004, suman 1.23 billones de pesos. Han sido tan negativas estas operaciones para Ecopetrol, que ha tenido pérdidas en seis de los siete años en los que las ha utilizado. Y esto ha ocurrido a pesar de las advertencias que le hizo la Contraloría General de la República luego del debate adelantado por el senador Hugo Serrano Gómez sobre las pérdidas de 2004.

 ¿Cómo se perdieron los 810 mil millones?

En diciembre de 2010, el Comité de Finanzas de Ecopetrol aprobó realizar operaciones de de cobertura estratégica en 2011, mediante el uso de dos instrumentos que supuestamente mejorarían o protegerían las condiciones de liquidez de la empresa, estableciendo una pérdida máxima de de 250 mil millones de pesos. Al final del año las pérdidas llegaron a 810 mil millones de pesos, ¡más del triple de lo calculado!

El primer instrumento utilizado fueron las Opciones Put, una especie de seguro que protegía a Ecopetrol si el precio del petróleo caía por debajo de un nivel pactado con los banqueros extranjeros (las contrapartes). Ecopetrol aprobó asegurar un máximo de 40 millones de barriles de petróleo a un precio promedio del crudo de referencia WTI Nymex de 80 dólares por barril, a pesar de que las estimaciones del mercado para el WTI en 2011, consultadas por Ecopetrol, daban precios promedio entre 88 y 92 dólares por barril. Y según datos de la Energy Information Administration, en 2011 solo hubo seis días en los que el precio del WTI estuvo por debajo de 80 dólares el barril, hecho que muestra cuán lejos estuvo Ecopetrol de comprender lo que ocurriría con los precios del petróleo en el mercado. Este negocio le significó a la empresa girarles 203 mil millones de pesos a los banqueros.

El segundo instrumento empleado por Ecopetrol fueron las Operaciones Swap, contratos en los cuales las partes literalmente apuestan a lo que creen sucederá con las alzas y las bajas de los precios del petróleo. Bajo este instrumento se aprobó una cobertura de máximo 36 millones de barriles. Ecopetrol apostó a que la diferencia de precios entre los crudos de referencia WTI y Maya se ubicaría en un nivel de –5,5 dólares por barril. Y desde febrero de 2011 el diferencial WTI-Maya tuvo un comportamiento radicalmente opuesto al estimado por Ecopetrol. Al final del 2011, por concepto de Swap, la Empresa registró una pérdida por 607 mil millones de pesos.

Seis años de pérdidas prueban que son más hábiles las trasnacionales financieras que Ecopetrol a la hora de acertar en las predicciones sobre los precios del petróleo, que es a lo que se juega en estas operaciones de especulación financiera de perdedores y ganadores.

Sobre las causas de la pérdidas

Lo que resta, Doctora Morelli, es establecer las causas de unas pérdidas tan persistentes y grandes que no pueden dejarse pasar como si nada le hubiera ocurrido a Ecopetrol, así esta, por otras razones, reportara utilidades considerables el año pasado. Varios son los aspectos que la Contraloría debe observar: ¿estas pérdidas obedecen a errores de cálculo y administración del riesgo porque Ecopetrol carece de capacidad técnica suficiente para entrar en el juego de las predicciones de los precios del petróleo o porque se está ante juegos en los que no hay cómo establecer lo que ocurrirá con dichos precios? En cualquiera de los dos casos, ¿por qué apuesta en ellos? ¿Son errores, negligencias o puede haber conductas dolosas? Más de fondo aún: ¿sí deben llevarse a operaciones como de casino los recursos públicos de Colombia? ¿Sí estarán enterados los accionistas privados de estas operaciones de alto riesgo? Analizarlo también reviste importancia porque la ley de regalías autorizó realizar operaciones especulativas con los recursos de regalías que se dejarán en el exterior.

En mis análisis sobre este caso, que explicaré con mayores detalles en debate que citaré en el Senado, encontré, entre otros, más hechos que llaman la atención:

En el caso del Swap, Ecopetrol tuvo información que le hubiera permitido reducir sustancialmente las pérdidas. El 16 marzo de 2011 su Comité de Finanzas estimó pérdidas por Swap del orden de 100 millones de dólares, las cuales, sumadas a los pagos por la Opción Put, superaban el costo máximo de pérdidas que se había estimado como aceptables en diciembre de 2010 ¿Por qué no se liquidaron los Swaps?¿Y más si en mayo de 2011 asistió al Comité un funcionario de Goldman Sachs (una de las contrapartes) que explicó que el comportamiento del diferencial Maya-WTI continuaría muy distante de los pronósticos de Ecopetrol?

Son tantos los riesgos de estas operaciones de cobertura estratégica que hay empresas petroleras, públicas y privadas, que no las hacen. Tal el caso de Chevron y Pemex. Y hay situaciones como la de Petrobrás que las controla minuciosamente, estableciendo pérdidas máximas por día, escenarios probables, posibles y remotos, sobre los cuales tomar oportunamente decisiones. Cabe preguntarse qué tan cuidadosas son las normas de Ecopetrol al respecto y por qué ha modificado en varias ocasiones la Política de Cobertura de Precio, permitiendo el mayor uso de estos instrumentos y reduciendo los niveles de calificación de riesgo de las contrapartes.

Es llamativo que las contrapartes extranjeras de estos negocios no cumplían con los requerimientos mínimos de las normas para instrumentos derivados de Ecopetrol, por no registrar una calificación de riesgo superior a A+. En 2011 se contrató con Goldman Sachs (con calificación A), JP Morgan (con A+), Morgan Stanley (con A), Societe Generale (con A+), BP Nort America (con A).

Por último, los 810 mil millones de pesos se perdieron luego de que en 2008 la Contraloría le advirtiera a Ecopetrol sobre el cuidado que debía tener al acometer operaciones de cobertura, con ocasión de la investigación que realizó por los 104 millones de dólares que se perdió en 2004.

De la manera más atenta, Señora Contralora, le solicito tomar las decisiones que usted considere pertinentes luego de conocida esta denuncia.