“Hoy nadie duda de que la economía se encuentra en plena reactivación”: Santos

En el Senado de la República, el Centro Democrático continúa teniendo las mayorías con 19 curules.

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Luego de asistir a la conmemoración de los 208 años de la Independencia Nacional con el tradicional desfile militar, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, realiza la instalación del período de sesiones ordinarias del Congreso. En el Salón Elíptico, el mandatario dijo su último discurso en el Capitolio Nacional antes de darle el puesto al presidente electo, Iván Duque, el próximo siete de agosto.

La novedad de esta instalación es la presencia de miembros de la antigua guerrilla de las Farc, ahora grupo político, luego de la firma del Acuerdo de Paz. Cinco curules para el Senado y cinco para la Cámara de Representantes serán ocupadas por los excombatientes.

Santos hizo un balance de sus acciones en estos ocho años de mandato. Al principio de su intervención indicó que hoy se realiza un hito histórico en el país, pues es el Congreso más diverso y pluralista en dos siglos de historia republicana.

“Por primera vez en la historia hay representantes de las Farc, luego de casi 60 años de conflicto armado. En adelante su única arma será la palabra. Muchos no estarán de acuerdo con su ideología, pero de eso es que se trata la democracia. De debatir con ideas”, expresó Santos.

El mandatario expresó que se han dado garantías para que la oposición realice su trabajo en plenitud. Asimismo, resaltó las elecciones llevadas a cabo en junio pasado, las cuales fueron las más pacificas de la historia.

“La segunda vuelta fue realizada por dos candidatos opuestos a mi gobierno. Uno de derecha y otro de izquierda. Estoy seguro que ninguno de los dos puede decir que no fueron respetados. Pudieron volver a las plazas y hacer política”, señaló.

Con respecto al presidente electo, Iván Duque, indicó que encontrará un mejor país. En ocho años del mandato, Santos indicó que se consagraron los derechos establecidos en nuestra Constitución. El primero, señaló, fue el derecho a la paz.

“Sorteamos con muchas dificultades el acuerdo de paz en La Habana. Hoy no hacemos esfuerzos por el conflicto, sino por consolidar a las regiones aisladas por la violencia. Hoy el mayor rublo del presupuesto lo tiene la educación y no la guerra. Vemos una nación invadida por turistas que quieren descubrir la diversidad natural”, expresó.

“La popularidad la sacrifiqué gustoso y la volvería a sacrificar solo por salvar una de las tantas vidas salvadas por el acuerdo. ¡Cuiden la paz que está naciendo! ¡Cuídenla! ¡Defiéndanla! Luchen por ella porque es el bien más preciado que puede tener cualquier nación”, dijo Santos para luego recibir un largo aplauso por los asistentes en el capitolio.

El mensaje de Santos a los nuevos congresistas y al presidente electo Duque fue cuidar la paz, pues es el bien más preciado que puede tener cualquier nación. Pidió seguir la debida implementación de lo pactado que ya tiene un considerado avance.

“La palabra empeñada no es de Juan Manuel Santos, es de todos los colombianos. Este acuerdo ha sido avalado y aplaudido por garante internacionales y tenemos que hacerlo cumplir. No podemos fallarle al mundo, ni a las víctimas, ni a nuestros hijos ni a nuestros nietos”

Con respecto al proceso que se lleva con el ELN, indicó que se hacen esfuerzos para que el próximo gobierno reciba un cese al fuego bilateral. También señaló que espera que Duque continúe con las negociaciones.

“Hay que luchar contra el narcotráfico. No podemos ganar si no cambiamos el enfoque. Una guerra que es de todos los países, no solo de nosotros que hemos sido los más afectados. Hay que atacar todas las cadenas de producción. La erradicación forzosa y la restitución voluntaria. Podemos reducir las plantaciones de coca a la mitad con estas estrategias”, dijo Santos.

Por otro lado, dentro del balance realizado por Santos, el mandatario destacó que la pobreza estaba en 40% cuando llegó al Gobierno y la dejó por debajo de 27% y a su vez señaló que, “hay todavía mucha pobreza y desigualdad, pero nadie puede negar lo que significa que más de la décima parte de la población del país haya salido de la pobreza, y que tengamos, por primera vez, una nación mayoritariamente de clase media”.

En lo que respecta a la educación, el presidente indicó que, “aumentamos casi 20 puntos el porcentaje de bachilleres que ingresan a la educación superior, y tenemos a 40.000 jóvenes de bajos recursos, de casi 1.000 municipios del país, estudiando gratis en las mejores universidades gracias al programa Ser Pilo Paga”.

Y además destacó que,  se pasó de un promedio de 24 niños por cada computador en nuestros colegios a 4 niños por computador.

Entre tanto, en lo que respecta el derecho a la salud, dijo que Colombia estaba sumido en una crisis profunda, y que se dedicaron estos años a trabajar en su recuperación.

“Subsisten muchos problemas y deficiencias –es cierto–, pero hay progresos destacables: alcanzamos la cobertura universal, consagramos la salud como un derecho fundamental, y unificamos el plan obligatorio de salud para que no haya más pacientes de primera y segunda categoría”, agregó.

Por otro lado señaló, ¡Colombia está pagando una deuda histórica, una deuda moral, con quienes más sufrieron los efectos de la guerra que –en buena hora– estamos dejando atrás!

Santos resaltó que estos últimos ocho años dan cuenta de la agenda reformista más ambiciosa de la historia reciente. “Una agenda que sacamos adelante con el buen trabajo del Congreso de la República, y que incluye la reforma a las regalías; la ley de ordenamiento territorial, luego de 19 intentos fallidos; un severo estatuto anticorrupción; la reforma de sostenibilidad fiscal y la ley de regla fiscal, que garantizan el manejo responsable de las finanzas públicas; la ley de víctimas y de restitución de tierras; la ley que autoriza la creación de las Zidres –que, por cierto, dejaremos creada la primera en Puerto López, Meta–; el estatuto de la oposición; la eliminación de la reelección, entre muchas otras”.

De igual manera ante el Congreso el presidente dijo que se creció el presupuesto de la rama judicial en  119% y se crearon 18.000 nuevos cupos en las cárceles.

Pero a su vez reconoció que se quedó debiendo una verdadera reforma para mejorar la justicia, al igual que una reforma que haga más viable y más justo el sistema pensional.

En materia económica, el mandatario de los colombianos dijo que durante su mandato se logro mantener el curso de la nave a pesar de las recias tormentas que afectaron el país.

“Hoy nadie duda de que la economía –que se había desacelerado en los dos últimos años– se encuentra en plena reactivación. Entregamos un país con grado de inversión; un país con una inflación controlada, cercana al 3%; con las exportaciones creciendo; con una tasa de inversión superior al 27% del PIB, que es la más alta de América Latina; con el desempleo en un solo dígito, y con una perspectiva de crecimiento para el año entrante que podría aproximarse al 4%”.

En términos de infraestructura, Santos dijo que, “Colombia está en obra y seguirá en obra, generando progreso y empleo”.

Además agregó que, “en toda la historia se habían construido poco más de 700 kilómetros de dobles calzadas. En estos ocho años hemos construido 1.400 kilómetros –el doble que en toda la historia–, con lo que dejamos 2.100 kilómetros de dobles calzadas operando, además de otros 900 kilómetros contratados”.

Dijo que no solo se trabajo en las grandes autopistas, sino que se construyeron 2.500 kilómetros y se intervinieron 38.000 kilómetros de vías terciarias. Se construyeron y ampliaron 56 aeropuertos, y se avanzó en la modernización y eficiencia de los  puertos.

De igual forma el presidente Juan Manuel Santos  recalcó, “no seré yo quien inaugure muchas de las obras que quedan en marcha, pero me voy con la satisfacción de haber realizado una verdadera revolución en materia de vías e infraestructura, y de haber reducido el enorme rezago que teníamos”.

Respeto a la situación que vive Venezuela, Santos dijo, “condenamos una vez más ese régimen oprobioso que ha producido tanta miseria, y somos solidarios con el pueblo venezolano que tanto está sufriendo. A nuestros hermanos venezolanos que han buscado refugio en nuestro suelo los hemos recibido con generosidad, pero de forma ordenada y controlada. Colombia debe seguir a la vanguardia regional e internacional para lograr el restablecimiento de la democracia en Venezuela”.

Finalmente, el presidente Santos destacó los cuatro logros más relevantes durante su mandato, el fin del conflicto con las Farc, la creación de millones de empleos, el progreso en la equidad gracias a la disminución de la pobreza y la desigualdad, y los avances en educación.

“Este ha sido el resultado de un trabajo en equipo con el Congreso, con las Cortes, con las instituciones del Estado, con más de un millón de servidores públicos, y con los empresarios y los ciudadanos que contribuyeron a acercarnos a esa visión de ser una Colombia en paz, con más equidad y mejor educada”, agregó.

A su ves destacó que quedan aún grandes retos. “Mi recomendación a ustedes, señores congresistas –y a los colombianos–, es que construyan los comunes denominadores, los acuerdos mínimos que necesita toda democracia para ser gobernable”.

Por último, el mandatario señaló, “para sacar adelante nuestra república imploraba Bolívar–, “todas nuestras facultades morales no serán bastantes si no fundimos la masa del pueblo en un todo; la composición del gobierno en un todo; la legislación en un todo, y el espíritu nacional en un todo. ¡Unidad, unidad, unidad, debe ser nuestra divisa!”.

Santos dijo que, se va con la esperanza de que Colombia continúe avanzando, superando sus desafíos y consolidando la paz.

TEMAS


Congreso - Senado - Cámara de Representantes - Juan Manuel Santos