Se estanca negociación por huelga de tren carbonero colombiano

Johanna Celedón Oñate - jceledon@larepublica.com.co

Desde el pasado miércoles las negociaciones entre el principal ferrocarril carbonero de Colombia y sus trabajadores en huelga se mantenían congeladas, pero la empresa planea un encuentro con los sindicatos la próxima semana para terminar con la paralización.

Peter Burrowes, presidente del ferrocarril Fenoco, firmó que hará una convocatoria para una asamblea general de trabajadores a principios de la próxima semana y les pedirá que voten sobre si continúa la huelga o se lleva la disputa a un arbitraje y así volver a las labores. Borrones dijo que posiblemente el viernes en la tarde podría conocerse una decisión judicial sobre la legalidad de la huelga.

El tribunal de tres jueces podría posponer la decisión y un eventual fallo podría apelarse 3n la Corte Suprema. Si la Corte declara ilegal la paralización, la compañía podría despedir a los trabajadores involucrados en la movilización, pero no necesariamente pondría fin a la huelga.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo, que esperaba llegar a un acuerdo el fin de semana, paró las negociaciones por exigencias tanto de Fenoco como del sindicato. Fenoco pedía que los 10 trenes detenidos en las vías pudieran moverse, mientras que los jefes del sindicato demandaban que los trabajadores despedidos en una huelga del 2009 fueran reincorporados.

Félix Herrera, el presidente del sindicato de trabajadores de la mina Sintraime, dijo que desde el domingo no se han hecho reuniones con la empresa y que no hay propuestas que puedan solucionar el problema.

Por otro lado, el Cerrejón dijo que se vio afectado este miércoles por "un ataque terrorista" que dañó sus vías férreas, pero que espera que la línea esté operando completamente este jueves. La empresa afirmó que sus exportaciones no se vieron afectadas por el atentado.

La empresa no culpó a ningún grupo del ataque, pero las Farc están activas en esa zona de La Guajira.